Famosos

Camilo revela que Evaluna se comió la placenta de Índigo tras el parto; ¿es sana esta práctica?

El intérprete de ‘Vida de rico’ contó esta intimidad durante una entrevista en el programa ‘La Resistencia’
miércoles, 15 de junio de 2022 · 22:09

Poco a poco se han ido conociendo más detalles de la pequeña hija de Camilo y Evaluna y la forma en que llegó a este mundo. Los orgullosos padres han compartido a cuentagotas algunas fotos y videos de la dulce Índigo e incluso algunos recordarán las imágenes que publicaron de la cantante en pleno parto. Pero ahora una revelación del colombiano ha dejado en shock a las redes sociales, pues confesó que Evaluna se comió la placenta después de dar a luz.

El intérprete de ‘Vida de rico’ contó esta intimidad durante una entrevista en el programa ‘La Resistencia’, en el que relató con la mayor naturalidad del mundo que la hija de Ricardo Montaner se comió la placenta de su hija. Una confesión que provocó la sorpresa de todos los presentes y una que otra expresión de asco. 

 “A mi esposa se la encapsularon (la placenta) y se la comió”, dijo Camilo. 

Comer la placenta de tu bebé: ¿qué tan saludable es esta práctica? 

De acuerdo con el portal Clínica Mayo, especializado en temas de salud, se le llama placentofagia a la acción de comerse la placenta después de dar a luz, la cual "puede ser perjudicial" tanto para la madre como para el bebé.

El sitio explica que "la placenta es un órgano intrincado que nutre al feto en crecimiento mediante el intercambio de nutrientes y oxígeno, así como la filtración de desechos a través del cordón umbilical".

En los últimos años, esta práctica que se creía minoritaria ha ganado más adeptos y ya es fácil encontrar artículos y recetas que garantizan los presuntos beneficios de la placentofagia para la salud.

Sus defensores aseguran que ayuda a las madres a combatir la depresión postparto, incrementar sus niveles de energía e incluso estimular la producción de leche materna, pero lo cierto es que hasta ahora no hay estudios científicos que comprueben estas afirmaciones

Los especialistas no recomiendan comerse la placenta después del parto. Foto: Unsplash

Las mujeres que se apuntan a esta práctica suelen pedir preparaciones para poder consumir la placenta, entre ellas la creación de una cápsula, que se realiza al vaporizar y deshidratar la placenta o al procesar la placenta cruda. También se sabe de algunas personas que ingieren la placenta cruda, cocida o bien, en batidos y extractos líquidos.

No obstabte, la Clínica Mayo advierte que "estas preparaciones no eliminan por completo las bacterias y virus infecciosos que podría contener la placenta"

Debido al auge de la placentofagia entre las madres de familia, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han emitido comunicados en donde alertan de los riesgos. Asimismo, documentaron un caso en el cual un recién nacido presentó estreptococo del grupo B después de que la madre tomó píldoras de placenta que contenían este grupo de bacterías y desués amamantó al bebé.

Con información de Mayo Clinic

 bnaj