Viernes 16 de Febrero 2024
TENDENCIA EN REDES

Familiares realizaban funeral a niña de tres años y se percataron de que estaba viva dentro de su atáud

La niña de tres años había sido declarada muerta por los médicos que la atendieron de vómito, fiebre y diarrea.

La niña revivió en su funeral.Créditos: Pexels
Por
Escrito en TENDENCIAS el

La muerte de una niña de tres años ha llamado la atención en redes sociales, pues en pleno funeral revivió y causó conmoción entre los testigos, así que su familia llamó a las autoridades correspondientes y ahora buscan que haya justicia en su caso y se investigue a los médicos que la declararon sin vida. 

Los hechos ocurrieron en el estado de San Luis Potosí, donde la niña identificada como Camila Peralta fue llevada al Hospital Comunitario de Salinas, a 40 kilómetros de La Herradura, municipio en el que la familia de la menor habita. De acuerdo con las declaraciones de la madre, Mary Jane Mendoza, la menor presentaba vómito, fiebre y diarrea por varios días consecutivos. 

Una vez en el instituto médico, el personal autorizado le dio un tratamiento de 30 gotas de paracetamol y le indicaron que eso calmaría los síntomas y que podían regresar a su casa. Pero, nada de esto sucedió y los padecimientos continuaron, así que, al ver el estado de salud de la niña, la familia optó por regresar a urgencias en menos de 12 horas. 

Tras unas horas después de ser ingresada y estar bajo observación, los médicos informaron una terrible noticia a Mary Jane Mendoza, su hija de tres años había perdido la vida. No obstante, la señora al tocar el cuerpo de la niña dijo que todavía seguía viva, pero el personal de salud hizo caso omiso de las declaraciones de la madre y la sacaron del lugar, 

La niña había enfermado y los médicos la declararon muerta. Pexels.

Familia descubre que niña de tres años seguía vivía durante su funeral 

Finalmente, la madre obtuvo el certificado de defunción y realizaron el respectivo funeral, en el que se darían cuenta que la niña de tres años todavía estaba viva. Fue la madre quien se percató que su hija no había perdido el color de piel y que el vidrio del ataúd se empañaba como si respirara. 

El resto de los familiares no lo creían hasta que prestaron atención al ataúd y al cuerpo de la menor que había sido declarada muerte. Mary Jane tenía razón, su hija seguía con vida. Ante la situación, la familia trasladó de inmediato a Camilia al Hospital Central de la capital del estado, pero en el trayecto falleció. 

La familia se percató durante el funeral que la niña seguía viva. Pexels

El segundo certificado de defunción señala que la niña falleció por edema cerebral, falla metabólica y deshidratación. El caso se ha llevado a la vía judicial, pues la familia afectada exige que se haga justicia y se investigue tanto al hospital al que acudieron primero como a los médicos que la declararon muerta. 

De esta manera, el titular de la Fiscalía General de Justicia del estado, José Luis Ruiz Contreras, dio a conocer que se abrió una carpeta de investigación de oficio para investigar si hubo algún tipo de negligencia en la atención médica de Camila. 

mva