Miércoles 22 de Mayo 2024
TENDENCIAS DE LA REALEZA

Muerte de la reina Isabel II: La señal que habría revelado que la monarca tenía pocos días de vida

Una doctora de Perth, Australia, notó un signo que habría puesto en evidencia el deterioro de su salud durante el encuentro de Su Majestad con la nueva primera ministra del Reino Unido, Liz Truss

La reina Isabel II apareció públicamente durante su encuentro con la nueva primera ministra de Reino Unido, Liz Truss, en BalmoralCréditos: Especial
Por
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

La doctora Deb Cohen-Jones, originaria de Perth, Australia, aseguró que las fotos de las manos de la reina Isabel II mientras posaba junto a la nueva primera ministra del Reino Unido, Liz Truss, en el castillo de Balmoral en Escocia, eran una señal de deterioro de su salud.

"Parece que hay evidencia de enfermedad vascular periférica. Es un trastorno de la circulación sanguínea que hace que los vasos sanguíneos fuera del corazón y el cerebro se estrechen, bloqueen o tengan espasmos”, dijo a FEMAIL. "Por lo general, resulta en insuficiencia cardíaca. Si su circulación periférica es tan mala, los órganos no están recibiendo un buen suministro de sangre. Puede ser un signo de falla multiorgánica".

Algunos de los síntomas incluyen dolor intermitente, que puede presentarse como calambres o fatiga muscular, "frialdad" de la parte del cuerpo afectada, entumecimiento y hormigueo. Las manos de la difunta reina estaban "moteadas", lo que ocurre cuando el corazón ya no puede bombear sangre de manera efectiva.

Foto: Especial

La presión arterial desciende lentamente y el flujo de sangre por todo el cuerpo se ralentiza, lo que hace que las extremidades comiencen a sentirse frías al tacto, informó Crossroads Hospice. Lamentablemente, la doctora Deb confirmó que la reina Isabel II "habría tenido mucho dolor" si sufría dicha enfermedad crónica porque "parece bastante grave". 

Así que probablemente fue su fuerte disposición y voluntad para completar el compromiso real lo que hizo que se viera radiante ante Liz Truss el pasado martes.

"La apariencia ligeramente encorvada habría sido su edad y más que probable osteoporosis", dijo la doctora Deb.

La reina usó la ayuda de un bastón para dar la bienvenida a Liz Truss en una audiencia en el Castillo de Balmoral en Escocia, donde invitó a la líder recién elegida del Partido Conservador convertirse en primera ministra. La audiencia histórica fue la primera vez que la monarca de 96 años, que había enfrentado problemas de movilidad constantes, llevó a cabo en su retiro en Aberdeenshire, en lugar del Palacio de Buckingham.

También fue la primera vez que la fotografiaron desde que la vieron llegar a la propiedad el 21 de julio para sus vacaciones de verano. La reina había estado sufriendo problemas de movilidad esporádicos desde el otoño pasado, y apenas la semana pasada se tomó la decisión de pedir a los primeros ministros entrantes y salientes que hicieran el viaje de ida y vuelta de mil millas para verla.

La reunión tuvo lugar en el salón verde de Balmoral, que tiene sofás a juego, una silla de tela con estampado de hojas, una chimenea y varias pinturas antiguas con temas equinos en las paredes. La reina normalmente pasaba los meses de agosto y septiembre en su retiro de Highlands, donde se le unían otros miembros de la familia en varias etapas.

El príncipe William y Kate, y sus hijos, el príncipe George, de nueve años, la princesa Charlotte, de siete, y el príncipe Louis, de cuatro, se encuentran entre los que la fueron a ver a dicha propiedad este año.

abc