Viernes 20 de Enero 2023
TENDENCIAS DE LA REALEZA

Muerte de la reina Isabel II: ¿Quién heredará la fortuna de la monarca después de su fallecimiento?

Millones de personas en el mundo se han preguntado a cuánto asciende la fortuna de Su Majestad y quiénes serán sus herederos

¿A cuánto asciende la fortuna de la reina Isabel II y quiénes serán sus herederos?Créditos: AP
Por
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

La muerte de la reina Isabel II ha provocado muchas incógnitas referentes a su fortuna, cuánto es lo que posee y quiénes serán los herederos después de su fallecimiento. Si bien, la monarquía en su conjunto cale 88 mil millones de dólares, según lo publicado por la revista Forbes, solo una pequeña parte de este dinero pertenecía directamente a la reina.

En total se habla de 447 millones de dólares, los cuales irán directamente a su familia. Parte de ese dinero le fue heredado: recibió 85 millones de dólares cuando murió su madre y otros 12 millones de su esposo Felipe.

Además, una gran parte de sus ingresos se originó en Crown Estate debido a que la monarca obtiene el 15 por ciento de las ganancias de la propiedad, que alguna vez perteneció a la monarquía y que tiene un valor de casi 10 mil millones de dólares. Este ingreso ahora pasará directamente a su sucesor, el rey Carlos III.

Otro de los ingreso de la reina Isabel proviene del Ducado de Lancaster, otra cartera de tierras y propiedades, que se mantiene en fideicomiso para el Soberano, y que le hacía ganar unos 24 millones de dólares al año. Este ingreso también pasará al rey Carlos III.

¿A quién le dejó su dinero?

El rey Carlos III tendrá mucho dinero una vez que se envestido, por lo que es probable que la reina cuidara de todos sus otros hijos y nietos, por mal que se hayan comportado, en su testamento.

“Se ha informado ampliamente que Andrew es el hijo favorito de la reina, y es probable que ella haya reservado una parte de su fortuna para él”, dijo el comentarista real Josh Rom. “Si bien quiere rehabilitar su imagen, es poco probable que eso suceda. Su asociación con Jeffrey Epstein y su fracaso en cortar los lazos con él, a pesar de conocer algunos de sus crímenes, es algo que el público seguramente no superará".

Rom también aseguró que tras la muerte de la monarca muchos integrantes de la familia real británica deberán mudarse de sus hogares actuales y será el rey Carlos III quien decida dónde vivirán cada uno de ellos, siempre dando preferencia al príncipe Guillermo y a su nieto, el príncipe Jorge.

“Pero están los otros hijos (de la reina), Anne y Edward, así como sus hijos también. Ella habrá querido cuidar de todos ellos. En cuanto a las muchas grandes casas y palacios, es probable que ahora seamos testigos de lo que se ha llamado el 'Juego de los hogares', con muchos de los miembros de la realeza mudándose y Charles barajando las cartas en términos de quién vive dónde. Obviamente, tendrá prioridad el príncipe William, y su hijo el príncipe George, obtendrán el segundo lugar. La morada de Charles en Londres será el Palacio de Buckingham, aunque también se espera que abra más habitaciones al público", dijo.

Es probable que el príncipe Guillermo y Kate Middleton se muden al castillo de Windsor, donde la reina se mudó permanentemente a principios de este año. Con mil años de antigüedad, es el castillo habitado más antiguo y más grande del mundo, pero se dice que Carlos no es fanático de él.

Esto se debe a que es bastante ruidoso porque se encuentra debajo de la ruta de vuelo del cercano aeropuerto de Heathrow. La pareja también tendrá un apartamento privado en el Palacio de Kensington, en el corazón de Londres. Balmoral, en las Tierras Altas de Escocia y la morada tradicional de la reina en el verano, puede convertirse en un museo.

Un plan es que Clarence House, una vez destinada al príncipe Enrique, ahora se guarde para cuando el príncipe Jorge alcance la mayoría de edad, mientras que Sandringham, donde Carlos ya ha desarrollado una granja orgánica, puede convertirse en su finca.

Highgrove podría convertirse en un museo, con Carlos usándolo durante algunas semanas al año y pagando por el privilegio. Es poco probable que los hermanos de Carlos se vean muy afectados por los cambios. El príncipe Andrés se hizo cargo de Royal Lodge en Windsor después del fallecimiento de su abuela, la casa del príncipe Eduardo en Bagshot Park pertenece a Crown Estate y es probable que también se quede. Y la reina le dio a la princesa Ana su hogar, Gatcombe Park.

abc