Martes 29 de Noviembre 2022
USA

Joven sufre una crisis tras chocar su vehículo y termina muerto por la policía | VIDEO

Los hechos ocurrieron el pasado 10 de junio en el pequeño pueblo montañoso de Silver Plume

Por
Escrito en ACTUALIDAD el

Un joven de 22 años fue asesinado a balazos por la policía después de que chocara su automóvil y pareciera estar en medio de un colapso paranoico. Christian Glass llamó al 911 para pedir ayuda después de que se estrelló contra una zanja en el pequeño pueblo montañoso de Silver Plume, en Clear Creek, Colorado, el pasado 10 de junio.

"Estoy atrapado en un lugar peligroso y me matarán”, le dijo al despachador, diciendo que estaba convencido de que lo seguían figuras sombrías. “Voy a tener que matar a algunos cambia-pieles”, dijo, refiriéndose a las brujas que cambian de forma en la leyenda navajo. “Si salgo del auto podría estar en peligro… Es tan aterrador. Estoy tan asustado. Te amo por estar conmigo”, le dijo al despachador.

Glass también confesó tener armas en el auto para defenderse de sus supuestos opresores, pero prometió que “no era peligroso”.

“Tengo dos cuchillos, un martillo y un mazo de goma… Pero no soy peligroso, mantendré mis manos completamente visibles”, le dijo al despachador, ofreciéndose a tirarlas una vez que llegaran los oficiales.

El despachador dijo que Glass “suena muy paranoico”, y un ayudante del alguacil del condado de Clear Creek, que fue uno de los primeros en responder al llamado, le preguntó con calma: “¿Necesita atención médica, hermano?”.

“No, amigo, no te vamos a disparar”, se escucha a un oficial decirle a Glass, quien quitó las llaves del encendido pero dijo que estaba demasiado aterrorizado para salir de la camioneta.

“Señor, estoy aterrorizado… Estoy tan asustado”, responde Glass con calma a través de una rendija en la ventana del conductor, y se ofrece a tirar sus armas y también a seguir a los oficiales a su comisaría para garantizar su seguridad.

Sin embargo, mientras Glass sostiene sus manos sobre el tablero, uno de los oficiales saca un arma después de ver un cuchillo, y grita: “Sal del maldito auto ahora”.

El intercambio pareció aumentar la paranoia de Glass, quien le preguntó al oficial: "¿Por qué le tienes miedo a un cuchillo si quieres conversar?".

Durante el enfrentamiento, un sargento de la Policía Estatal de Colorado enfatizó en mensajes de radio que no había razón para romper el auto porque no se habían cometido delitos y Glass no parecía “suicida, homicida o un gran peligro”.

Glass tomó uno de los cuchillos

Sin embargo, cinco minutos después, los oficiales se movieron para abrir la puerta de su automóvil y sacar a Glass del vehículo, lo que provocó que el joven de 22 años tomara uno de los cuchillos.

Las autoridades finalmente rompen la ventana y le ordenan “soltar el cuchillo”. Glass grita repetidamente de terror, girando la cabeza para mirar a los oficiales que rodean su vehículo. Continúa gritando con claro terror mientras los oficiales le disparan bolsas de frijoles.

Luego, uno de los oficiales descarga una ráfaga de disparos mientras Glass sostiene el cuchillo mientras otro oficial se acerca a su ventana. Una autopsia mostró que Glass “murió como resultado de múltiples heridas de bala”, incluidas cinco en el torso.

“La forma de muerte, en mi opinión, es homicidio”, escribió el patólogo.

La madre de Glass, Sally Glass, dijo que su hijo estaba "petrificado" y "paralizado" por el miedo la noche en que lo mataron.

“Tengo un agujero en mi corazón, y estará allí hasta el día de mi muerte”, dijo.

El abogado de la familia, Siddhartha Rathod de Rathod Mohamedbhi, dijo que Glass estaba claramente en crisis.

“Christian estaba experimentando una crisis y llamó al 911 para pedir ayuda”, dijo Rathod, “Sin embargo, estos oficiales rompieron la ventana de Christian, le dispararon seis veces con balas de frijoles, lo electrocutaron varias veces con dos Taser y luego le dispararon cinco veces”, aseguró. "No había cometido ningún delito, no representaba una amenaza para sí mismo ni para los demás, y no había razón para continuar el contacto. Estos oficiales tomaron un alma gentil y pacífica y la extinguieron simplemente porque era 'hora de pasar la noche'", dijo.

La autopsia dijo que Glass tenía THC, el principal compuesto psicoactivo de la marihuana, en su sistema y una concentración de alcohol en sangre de 0.01 por ciento. También tenía anfetamina, que Rathod dijo que probablemente se deba a una receta para el TDAH.

Aún así, el psicólogo Dr. Max Wachtel le dijo a 9News que "me sonaba como un trastorno delirante o un delirio que es parte de un trastorno psicótico".

“Esa no es la forma de manejarlo, ya sean drogas o algo orgánico, como una esquizofrenia o un trastorno delirante: atacar a la persona con dureza y agresividad solo empeorará la situación”, dijo Wachtel. “Las mejores prácticas de la industria en la aplicación de la ley, recomendamos que los oficiales simplemente abandonen la escena. Aléjate de este escenario”, dijo Watchtel.

Ed Obayashi, un ayudante del alguacil que es el entrenador principal para el uso de la fuerza en California, también le dijo al medio que a los oficiales se les enseña a "alejarse de este (tipo de) escenario".

“Una vez que decidieron forzar la entrada, romper una ventana, era predecible que este evento probablemente se desarrollaría de la manera en que lo hizo”, dijo. “Lo hemos visto una y otra vez”.

Seth Stoughton, destacado experto en uso de la fuerza, cuestionó por qué los oficiales no aceptaron la oferta de Glass, hecha en su llamada inicial al 911, así como durante la confrontación, de tirar las armas.

“Los oficiales tienen muchas oportunidades de maniobrar y ponerse en una posición que no sea riesgosa”, dijo el expolicía, quien tampoco vio nada que debería haber hecho que los oficiales rompieran la ventana.

“No me queda claro que debería haber ido tan lejos”, dijo.

Heidi McCollum, fiscal de distrito del Quinto Distrito Judicial que incluye el condado de Clear Creek, emitió un comunicado el martes diciendo que su oficina está investigando el caso junto con la Oficina de Investigaciones de Colorado. Su oficina planea eventualmente emitir un informe sobre el tiroteo o presentar el caso a un gran jurado, que decidiría si se deben emitir acusaciones, dijo McCollum.

Con información de "The Post" 

abc