Miércoles 22 de Mayo 2024
MUNDO

¿Qué es la ablación? Países donde se practica y las voces en contra de la mutilación femenina

La ablación, también conocida como Mutilación Genital Femenina (MGF) es una practica contra la cual se lucha todos los días.

Ablación: esta es la práctica en contra de los derechos de la mujerCréditos: Pexels
Por
Escrito en TENDENCIAS el

Los derechos de la mujer son una lucha diaria que se busca en el mundo, la cual ha tenido reciente evolución gracias a la voz de personas que deciden hablar sobre el tema y defender a las mujeres de cualquier raza y clase social. Esta lucha significa la diferencia entre la violencia y el apoyo que se les puede brindar ante las injusticias que viven todos los días, tal como lo es la ablación en muchos países.

En primera instancia, todos los hombres y mujeres tienen derechos, pero ambos viven situaciones y condiciones diferentes. Las mujeres han vivido situaciones de subordinación y exclusión con relación a los hombres, lo que ha generado que no puedan ejercer sus derechos en igualdad de condiciones. 

El reconocimiento de los derechos humanos de las mujeres, muchos de los cuales hoy resultan familiares y cotidianos, ha significado una lucha tenaz y de gran esfuerzo por parte de muchas mujeres a lo largo de la historia. Ahora, la mujer tiene el derecho a lo siguiente: 

  • Educación.
  • Salud.
  • Desarrollo.
  • Al trabajo.
  • Participación política.
  • Una vida libre de violencia. 
  • Sexuales y derechos reproductivos. 
Las lucha por los derechos de las mujeres es tenaz
Foto: Pexels

En este último punto se encuentra aún la lucha contra una práctica que se sigue viviendo en algunos países llamada: “ablación”, también conocida como “Mutilación Genital Femenina (MGF)”, pero ¿a qué se refiere este término?

¿Qué es la ablación?

Por definición, se refiere a la extirpación de un órgano o tejido corporal. En cuanto al cuerpo de la mujer, comprende todos los procedimientos en la extirpación parcial o total de los genitales externos femeninos, así como otras lesiones de los órganos genitales femeninos por motivos no médicos.

Esta práctica, en la mayoría de los casos, es realizada por circuncisores tradicionales, sin embargo, es reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos de las mujeres y las niñas, así como una violación a los derechos de la salud, seguridad, integridad física, a no ser sometido a torturas y tratos crueles, inhumanos y degradantes, y el derecho a la vida en los casos en que el procedimiento produce la muerte.

La ablación es la extirpación parcial o total de los genitales externos
Foto: Twitter @Josefine_Table

¿Dónde y por qué se practica?

Según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en la actualidad más de 200 millones de niñas y mujeres han sufrido la MGF. Esta práctica se lleva a cabo en 30 países de África y partes del Medio Oriente, pero también se ve en algunos países de Asia y América Latina, así como en algunas comunidades inmigrantes que viven en Europa, Norteamérica, Australia y Nueva Zelanda. Específicamente, la mitad de los casos se concentran en Egipto, Etiopía e Indonesia.

En algunos países sigue siendo tan habitual como lo era hace 30 años. En Guinea o Somalia, por ejemplo, más del 90% de las mujeres y las niñas de entre 15 y 49 años han sufrido algún tipo de ablación genital.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) expone que a menudo la MGF responde a la idea de una conducta sexual aceptable y tiene por objetivo asegurar la virginidad antes del matrimonio y la fidelidad después de él. En muchas comunidades se cree que reduce la líbido de la mujer y le ayuda a resistir la tentaciones de tener relaciones extraconyugales. Esta práctica generalmente se realiza en cualquier momento entre la lactancia y la adolescencia, ocasionalmente en la edad adulta.

La MGF se practica en 30 países
Foto: UNICEF

¿Cuáles son los tipos de MGF?

  • Tipo 1: extracción parcial o total del glande del clítoris (la parte externa y visible de los genitales femeninos que es sensible) así también del prepucio (pliegue de piel que rodea el glande).
  • Tipo 2: extracción parcial o total del glande del clítoris y los labios menores (pliegues internos de la vulva), con o sin división de los labios mayores (pliegues cutáneos externos de la vulva):
  • Tipo 3: denominado a menudo infibulación, es el estrechamiento de la abertura vagina, que sella procediendo a cortar y recolocar los labios menores o mayores, a veces cosiéndolos, con o sin la extracción del prepucio y el glande del clítoris (tipo 1).
  • Tipo 4: son todos los demás procedimientos dañinos de los genitales femeninos con fines no médicos, tales como la punción, perforación, incisión, raspado o cauterización de la zona genital. 

Consecuencias de la ablación

La MGF no tiene ningún beneficio para la salud y, en términos generales, sus riesgos aumentan a medida que lo hace la gravedad del procedimiento (lo que en este caso equivale a la cantidad de tejido dañado), aunque todas sus formas se asocian a un aumento de riesgos para la salud. 

Las complicaciones inmediatas pueden incluir: 

  • dolor intenso.
  • hemorragia.
  • inflamación de los tejidos genitales.
  • fiebre.
  • infecciones como el tétanos. 
  • problemas urinarios. 
  • lesiones de los tejidos genitales vecinos. 
  • estado de choque. 
  • muerte. 

Las consecuencias a largo plazo pueden ser: 

  • infecciones urinarias.
  • problemas vaginales.
  • problemas menstruales. 
  • tejido e inflamación cicatriciales. 
  • problemas sexuales.
  • mayor riesgo de complicaciones en el parto. 
  • necesidad de nuevas intervenciones quirúrgicas, por ejemplo, cuando después de haber sellado o estrechado la abertura vaginal hay que practicar un corte para ensanchar la abertura y hacer posible el coito y el parto (procedimiento conocido como “desinfibulación”).
  • trastornos psicológicos (depresión, ansiedad, trastorno de estrés postraumático, escasa autoestima, entre otros). 
La MGF puede tener consecuencias a corto y largo plazo
Foto: Pexels

Voces contra la MGF

Diversas iniciativas llevadas a cabo a escala mundial han acelerado los avances para erradicar esta práctica, entre ellos la celebración del Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, que se lleva a cabo cada 6 de febrero.

Desde 2012 la Asamblea General de la ONU designó esta fecha como una jornada de concientización para ampliar y dirigir los esfuerzos a la eliminación de esta práctica. Este 2023 el Programa del conjunto del Fondo de la Población (UNFPA) y UNICEF lanzan el tema: “Aliarse con los hombres y niños para transformar las normas sociales y de género y acabar con la MGF”.

Organizaciones de todo el mundo han lanzado diversas iniciativas para implicar y asociarse con hombres y niños para que asuman así un papel activo. Con estas propuestas, se han conseguido más aliados masculinos, como líderes religiosos, trabajadores sanitarios, funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, miembros de la sociedad civil y organizaciones de base, entre otros.

El 6 de febrero es el Día Internacional de Tolerancia Cero con la MGF
Foto: UNICEF

Como parte de este programa se ha lanzado el hashtag #MenEndFMG (en español: “HombresAacabenLaMGF), el cual se puede compartir en redes sociales. También se puede encontrar material promocional de esta campaña en internet.

Entre las voces que han luchado en contra de la MGF se encuentran Marie Gómez y Sylla Amara, que dirigen OPROGEM, una organización creada para poner fin a esta práctica en Guinea, a través de la cual reciben y hacen un seguimiento semanal de los casos. 

Marie Gómez (izquierda) y Sylla Amara (derecha) luchan en contra de la MGF
Foto: UNFPA

Hoy en día, la probabilidad de que las niñas sean mutiladas se ha reducido a una tercera parte a hace 30 años; sin embargo, teniendo en cuenta el crecimiento de la población, el mantenimiento de los logros alcanzados plantea un desafío considerable. Para 2030, casi una de cada tres niñas en todo el mundo nacerá en alguno de los países donde la MGF está más extendida, lo que supone que 68 millones de niñas correrán riesgo de padecerla.

Los derechos humanos de la mujer son una prioridad, por lo que el esfuerzo por erradicar la MGF continúa en todo el mundo, buscando la forma de fomentar su prevención para procurar la salud y la integridad de todas las mujeres y niñas de cualquier edad. 

vcz.