Miércoles 22 de Mayo 2024
DÍA DE SAN VALENTÍN

El trágico origen del Día de San Valentín y por qué se celebra

Conoce los oscuros orígenes del Día de San Valentín y por qué esta celebración no siempre tuvo que ver con el amor y los finales felices.

Conoce el trágico origen del Día de San Valentín y por qué se celebra. Créditos: Freepik
Por
Escrito en TENDENCIAS el

Como cada año, este 14 de febrero se celebra el Día de San Valentín, también conocido como el Día del Amor y la Amistad o el Día de los Enamorados. Una festividad casi tan popular como el Día de las Madres en el que celebramos el romance con obsequios y detalles especiales. Pero lo que pocos saben es que el origen de esta tradición no es tan dulce como parece

La historia que dio comienzo a esta festividad si bien tiene que ver con el romanticismo y el amor de pareja, su final no es feliz y los detalles incluso son algo macabros. Te contamos todo lo que debes saber del comienzo de esta celebración y el oscuro relato que lo empezó todo.

La trágica historia detrás del Día de San Valentín 

Hasta ahora no existe un consenso respecto al origen de este día, pero la versión más aceptada tiene relación con un relato ubicado en la antigua Roma. La historia se remonta al siglo III, específicamente al año 273, cuando el entonces emperador Claudio II prohibió contraer matrimonio a los jóvenes aptos para la guerra, supuestamente para que no tuvieran lazos sentimentales y fuesen mejores soldados.

Sin embargo, no todos obedecieron estas órdenes. Ante dicha medida, el joven obispo de la ciudad de Terni, ciudad cercana a Roma, comenzó a casar parejas en secreto, pero eventualmente fue descubierto. Claudio, al enterarse de su iniciativa, ordenó que lo decapitaran. El obispo fue encerrado a la espera de ser ejecutado. 

Cuenta la leyenda que este sacerdote llevaba por nombre Valentín y que estando en prisión se enamoró de la hija del carcelero, Julia, quien habría recuperado la visión gracias al amor. Sin embargo, Valentín no se salvó de su fatal destino y fue decapitado un 14 de febrero. Para honrar su memoria, el papa Julio I ordenó construir una basílica en su honor sobre su tumba, la cual se conoce en la actualidad como la Basílica de San Valentino de Terni.

Foto: Especial 

 La Lupercalia y la Iglesia Católica   

Sobre el origen del Día de San Valentín, existe otra versión más escalofriante que trágica. En la religión católica, muchos atribuyen el inicio de esta festividad como una forma de contrarrestar los antiguos ritos paganos celebrados por los romanos, en específico de la famosa Lupercalia, que se celebraba entre el 13 y el 15 de febrero

La Lupercalia era una festividad de la época pre-romana para la fertilidad que se realizaba en honor al dios Lupercus, cuya imagen característica es una cabra que simboliza la potencia sexual. En dicha celebración los hombres sacrificaban una cabra y un perro y luego azotaban a las mujeres con las pieles de los animales que acababan de matar.

Otro de los ritos consistía en que las mujeres dejaran prendas en una caja, las cuales luego eran tomadas por los hombres. Supuestamente, al sacarlas, el varón se emparejaba con la dueña del artículo durante al menos un año.

Foto: Especial 

Del paganismo al romanticismo 

Más tarde, el papa Gelasio I combinó el Día de San Valentín con la Lupercalia en su intento por expulsar los rituales paganos. Fue así como despojó a Lupercus el título de "patrono de los enamorados" y se lo otorgó a San Valentín.

Se dice que en la historia de esta celebración también intervino el duque I de Órleans, de la nobleza francesa, en 1415, cuando firmó como "Tu Valentín" una melacólico poema que envió a su esposa tras capturado por los ingleses en la Torre de Londres. La carta hoy se encuentra en la colección de manuscritos del Museo Británico y algunos cree que influyó en la instauración del Día de los Enamorados.

Con el paso de los años, este festival se volvió más dulce y romántico, en especial gracias a los escritos de Geoffrey Chaucer y William Shakespeare, los cuales ganaron gran popularidad en Gran Bretaña y el resto de Europa durante la Edad Media. Posteriormente, en el siglo XVIII se popularizó el intercambio de cartas de San Valentín en Reino Unido, Europa y Estados Unidos. 

Sin embargo, debido a su confuso origen, la Iglesia Católica dejó de venerar a San Valentín en 1969.  Ese año el Concilio Vaticano II lo borró del santoral por tener dudas de su real existencia.

bnaj