Mundo

Exempleado de Twitter espió por dos años para Arabia Saudí y vendió información privada

Ahmad Abouammo, de nacionalidad estadounidense y libanesa, ayudaba a supervisar las relaciones con periodistas y celebridades en Oriente Medio y el Norte de África
jueves, 11 de agosto de 2022 · 11:04

En un nuevo caso de filtración de datos y espionaje, un exempleado de Twitter fue declarado culpable de haber espiado a usuarios de la red social mientras estaba al servicio del gobierno de Arabia Saudita. Su objetivo era encontrar la identidad de personas críticas y opositores al régimen y a la familia real.

La sentencia fue anunciada por un jurado de San Francisco, California, este martes, el cual halló culpable a Ahmad Abouammo, de 44 años, de origen egipcio y residente en Estados Unidos, de haber actuado como agente para el país saudí entre los años 2013 y 2015, además de acusarlo de los delitos de lavado de dinero, confabulación para cometer fraude y falsificación documental.

Por estos crímenes, Ahmad podría ser condenado a entre 10 y 20 años de cárcel por operar para un gobierno extranjero, sumado a las transgresiones por realizar blanqueo de capitales, fraude y falsificación, según reportaron las agencias de noticias Reuters y AFP

Un asesor cercano al príncipe heredero de Arabia Saudí

Los fiscales demostraron ante el jurado que Bader Al-Asaker, un asesor cercano al príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed Bin Salman, reclutó a Abouammo para que utilizara sus conocimientos de información privilegiada para acceder a cuentas de Twitter y desenterrar información personal sobre disidentes saudíes. 

Abouammo se hacía con los datos privados de usuarios críticos con el régimen saudí, muchos de los cuales usaban pseudónimos para mantenerse el anonimato, y los compartía con elgobierno de ese país a cambio de dinero. En ese momento, como trabajador de la red social, Abouammo era responsable de lograr acuerdos con usuarios influyentes en Oriente Próximo y África.

Entre los datos que filtró se encontraban correos electrónicos y los números de teléfono de opositores al régimen y a la familia real. Una de esas cuentas, según detalló Monitor de Oriente, figuraba supuestamente @mujtahidd, pseudónimo de un agitador político que ganó millones de seguidores en Twitter durante las revueltas de la Primavera Árabe al acusar a la familia real saudí de corrupción y otros crímenes. 

Como contexto, el veredicto ocurre después de que defensores de derechos humanos criticaran al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, por cambiar de postura respecto al príncipe heredero Mohamed bin Salmán, al que prohibió tratar como "paria" tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en un consulado de Arabia Saudita en Turquía en 2018.

Según señala la agencia AFP, numerosas ONG acusan regularmente al régimen saudí de espiar, secuestrar y torturar a disidentes mientras que el Riad, la capital de Arabia Saudita, lo niega. Ahmad Abouammo fue detenido en Seattle en noviembre de 2019 por el caso de espionaje, en el que también está involucrado otro exempleado de Twitter, el saudí Ali Alzabarah, quien huyó de Estados Unidos.

bnaj