Jueves 23 de Mayo 2024
CONTROL DE ARMAS

Muere futbolista latino en Florida: Su madrastra le disparó accidentalmente mientras manipulaba arma

Aquiles López, de 15 años, era capitán del equipo de futbol Miramar United Elite FC

El joven fue trasladado a un hospital pero falleció minutos despuésCréditos: Especial
Por
Escrito en TENDENCIAS el

Un joven latino murió el pasado fin de semana después de que su madrastra le disparara de manera accidental durante una reunión familiar en su casa de Florida.

Los hechos ocurrieron la tarde del sábado en una propiedad ubicada en Pembroke Pines, entre Miami y Fort Lauderdale, lugar al que acudieron los servicios de emergencia.

Aquiles López, de 15 años, capitán del equipo de futbol Miramar United Elite FC, fue trasladado a un hospital de la zona, pero falleció poco tiempo después.

"Nuestra investigación preliminar ha determinado que una mujer adulta estaba manipulando un arma dentro de la residencia, cuando el arma se disparó y alcanzó mortalmente al adolescente. Ambos eran miembros de la familia", explicó la policía el domingo.

La familia del joven se había reunido para celebrar la graduación de sus hermanos pequeños, según lo dicho por uno de los amigos de la víctima, Carlos Santos.

"Su madrastra empezó a jugar con la pistola que estaba en la mesa", un arma que "usualmente no está ahí [porque] el papá de Aquiles siempre la tiene en su carro", explicó a las autoridades en declaraciones recogidas por la estación local Telemundo 51. "Le decía 'no juegues con eso porque es una pistola', y ella se reía, así como que 'tranquilo, no va a pasar nada', pero yo sí le tenía miedo, porque era una pistola, y ya al momento que nos íbamos siguió apuntándonos a los perros, a mí y a Aquiles", aseguró.

Santos salió de la habitación y segundos después oyó un disparo, cuando regreso vio que Aquiles estaba en el suelo y que su cara se había puesto pálida.

La policía reveló que las primeras investigaciones señalan que el arma se disparó sin querer por una negligencia y mal manejo e indicó que todos los involucrados están cooperando con las autoridades.

Sus compañeros del Miramar United Elite FC se reunieron el lunes en una vigilia para recordar a López, portando un brazalete con su número de alineación, el 6.

"Tuve el placer de entrenarlo un año en el que fue el capitán de mi equipo. No era el más rápido, no era el más grande, pero tenía el corazón más grande", recordó el director del equipo, Richard Jobson, según el sitio Local10.com. Sus compañeros "no pueden entender por qué ha pasado esto, cómo ha sucedido. No podemos explicarlo", afirmó Jobson.

abc