Tendencias

Mexicana recibió balazo de Patrulla Fronteriza que le dejó secuelas de por vida; ahora demanda a EU

El incidente ocurrió a las cinco de la tarde del 16 de junio en Nogales, Arizona
miércoles, 11 de mayo de 2022 · 15:52

Marisol García es el nombre de la mexicana quien recibió un disparo de la Patrulla Fronteriza y sobrevivió para contarlo.

“Sentí un golpe en mi cabeza. Me imaginé que me había pegado con un bate o con la cacha de una pistola. Yo iba del lado del piloto, en la parte trasera, pegada a la ventana”, recuerda la mujer sobre aquel día.

El incidente ocurrió a las cinco de la tarde del 16 de junio en Nogales, Arizona. Ella iba a bordo de una camioneta junto con otras personas que trataban de entrar a Estados Unidos desde Sonora.

La mexicana asegura que este incidente le dejó secuelas pues a veces le cuesta trabajo recordar nombres o busca palabras en su cabeza durante algunos segundos.

Esto recuerda Marisol del momento en que fue baleada en la frontera

En diciembre presentó una reclamación civil por daños y perjuicios contra la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). Este es el paso previo antes de iniciar una demanda federal contra el gobierno de Estados Unidos.

Al momento del impacto, la policía le preguntaba cómo se llamaba, cuántos años tenía, de dónde era y recuerda que le decían que no se durmiera pues pronto llegaría la ambulancia.

Cuando recuperó la vista ya estaba dentro del vehículo de emergencia en camino a un hospital. La doctora que la atendió le dijo que “tenía un ángel muy grande en el cielo porque estaba viva”.

El disparo le causó una hemorragia craneal, fractura de cráneo y de órbita. La bala y algunos fragmentos de hueso quedaron incrustados en su lóbulo frontal izquierdo, según dice la demanda.

La cirugía para retirarle la bala fue realizada en el Hospital St Joseph en Phoenix a donde fue trasladada en helicóptero. Despertó unos días después de la operación y del hospital fue trasladada a Migración para luego llevarla a una cárcel.

Se trata del Centro Penitenciario Florence que tiene un área de detención atendida por los Servicios de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

En ese lugar estuvo 22 días antes de ser deportada a México. Ya en su país fue al médico pues en Estados Unidos no le dieron más explicaciones sobre su estado de salud.

Después de realizarle los estudios se dieron cuenta de que tiene un pedazo de bala en la cabeza y está cubriendo un pedazo de su cerebro.

chp