Jueves 15 de Febrero 2024
TENDENCIAS DE LA REALEZA

Princesa Charlene de Mónaco reaparece en evento público y preocupa por su aspecto

Una experta corporal aseguró que la exnadadora Olímpica se veía "pensativa", "aislada" y "triste"

La princesa Charlene reapareció después de mantenerse 15 meses alejada de las cámarasCréditos: Getty Images
Por
Escrito en TENDENCIAS el

Charlene de Mónaco realizó su primera aparición pública, después de permanecer 15 meses alejada de las cámaras, en el E-Prix de Mónaco. La princesa de 44 años viajó a Sudáfrica en mayo de 2021 donde contrajo una fuerte infección en los senos paranasales que la obligó a pasar varias veces por el quirófano y permanecer en África hasta principios de noviembre.

A su llegada a Mónaco celebró una reunión familiar donde se decidió internarla en un centro asistencial de Suiza, donde se prolongó su recuperación hasta marzo de 2022, debido a fatiga física y emocional extrema.

LEE - ¿Cómo sigue Charlene de Mónaco? La misteriosa enfermedad por la que casi muere la princesa

Foto: Getty Images


La experta en lenguaje corporal, Judi James, aseguró que la exnadadora Olímpica parecía “pensativa”, “aislada” y “triste” durante el evento, aunque trató de mostrarse “valiente”. Además, dijo que en todo momento mantuvo su distancia con su esposo, el príncipe Alberto de Mónaco, a quien evitó mirar directamente a los ojos.

"La falta de reflejo de Charlene la hace parecer emocionalmente aislada aquí, con su expresión de ojos muy triste y su mirada reflexiva o pensativa", dijo Judi.

En las imágenes tomadas durante el evento, se puede ver a Charlene detrás de su hija Gabriella, con las manos colocadas sobre el pecho de la pequeña princesa, para hacerla sentir “segura y amada”. Al mismo tiempo, mostraba sus anillos de boda para “enfatizar su papel de esposa amorosa”.

Foto: Getty Images


Al comentar sobre las interacciones de Charlene, Judi dijo: "Su única comunicación verbal y no verbal en estas poses parece ser con su hija y no hay signos de que use ninguna técnica de interacción visual con su esposo o el público".

Judi también aseguró que aunque Charlene intentó sonreír en varias ocasiones, era claro que no estaba contenta ni se sentía cómoda.

"Si esto se puede llamar una sonrisa, no llega a sus ojos, mientras que una sonrisa auténtica tenderá a comenzar en la expresión de los ojos. La expresión de su boca es asimétrica, levantada muy ligeramente en la esquina derecha, pero en algunas tomas la esquina izquierda está curvada hacia abajo. Hay algunas arrugas en los lados de la boca en una pose, pero la incongruencia del movimiento de la boca sugiere que está en conflicto aquí, tal vez tratando de sonreír o pensando que debería hacerlo, pero falla", dijo.

A lo largo de varios años, la prensa internacional ha especulado sobre una posible ruptura entre Charlene y el príncipe Alberto, quienes se casaron en 2011. Sin embargo, el Palacio lo ha negado. En diciembre de 2020, Alberto de Mónaco enfrentó una tercera demanda de paternidad. Una mujer brasileña aseguraba que había tenido un hijo durante el tiempo en el que él y Charlene ya tenían una relación. De comprobarse, este sería el tercer hijo del príncipe fuera del matrimonio.

Foto: Wire Images


abc