Jueves 19 de Enero 2023
TENDENCIAS

¡Deja que te piquen los mosquitos! Así ayudan a científicos a detectar infecciones

La razón es que la sangre contiene anticuerpos

Los mosquitos podrían ayudar a la cienciaCréditos: Pixabay
Por
Escrito en TENDENCIAS el

Las molestas picaduras de mosquitos podrían convertirse en una herramienta científica. Un estudio publicado en la revista Nature explica que estos insectos serían utilizados por los científicos para detectar infecciones en los seres humanos.

La razón es que la sangre contiene anticuerpos de la persona o animal del que se alimentó por última vez. “Este es un enfoque nuevo y emocionante que demuestra formas innovadoras de usar nuestro entorno para aprender más sobre el impacto de la infección”, dijo Shelley Bolotin, especialista en vacunas de la Universidad de Toronto, en Canadá, y entrevistada por Nature.

Según datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), son los mosquitos hembra los que pican a personas y animales para extraer su sangre.

Esta la utilizan debido a que no pueden producir huevos sin ella mientras que los mosquitos macho no pueden hacer estas picaduras.

Pixabay

Para qué sirven las picaduras de mosquito

La especialista asegura que también podría ayudar a detectar enfermedades como el ébola y el coronavirus en animales. Además sería un plus para los científicos que buscan identificar el huésped animal del nuevo virus.

El método fue utilizado por Carla Vieira, ecologista de enfermedades del Instituto de Investigación Médica QIMR Berghofer en Brisbane, Australia. De esa forma detectó anticuerpos en la sangre en variedades de animales y seres humanos.

El equipo de trabajo capturó alrededor de 55 mil mosquitos en los parques de Brisbane, en 2021 y 2022. De los insectos que habían picado recientemente, exprimieron mililitros de la sangre y la analizaron para buscar anticuerpos.

Los resultados se presentaron en el Congreso Internacional sobre Enfermedades Infecciosas en Kuala Lumpur el 20 de noviembre.

Uno de los inconvenientes que destaca el estudio publicado en Nature es que no está claro qué tan bien refleja la proporción presente de anticuerpos en muestras de sangre.

chp