Jueves 15 de Febrero 2024
TENDENCIAS

Asesina de una niña en París confesó que la violó y bebió su sangre

El fin de semana el cadáver de la niña de 12 años apareció en una maleta

Esa fue la confesión de la asesina de la niña Créditos: Pixabay
Por
Escrito en TENDENCIAS el

El caso del asesinato de una niña en París ha conmocionado al mundo luego de que la responsable declarara algunos detalles escalofriantes. Dhabia B dio a conocer detalles sobre el asesinato de Lola Daviet, lo cual ha sorprendido a toda Francia.

El fin de semana el cadáver de la niña de 12 años apareció en una maleta en el barrio de Saint Dennis. Ahora se sabe que la niña fue abordada cuando había llegado a su casa luego de salir del colegio.

Lo que se sabe del asesinato de la niña

Tan solo recorrió 200 metros pero nunca logró cruzar la entrada. Las investigaciones indican que Dhabia es una inmigrante de 24 años.

La joven de origen argelino se la llevó al sótano de un edificio y ahí ocurrió el terrible asesinato. La mujer no solo está acusada de asesinarla sino también de haber cometido actos de violación con tortura.

El caso del asesinato de una niña en París ha conmocionado al mundo luego de que la responsable declarara algunos detalles escalofriantes.

Dhabia B dio a conocer detalles sobre el asesinato de Lola Daviet, lo cual ha sorprendido a toda Francia. El fin de semana el cadáver de la niña de 12 años apareció en una maleta en el barrio de Saint Dennis.

Apenas en agosto la policía ordenó su expulsión del país debido a que no tiene permiso de residencia. Frente al juez la joven declaró que arrastró a Lola hasta el departamento de su hermana.

Ahí la obligó a bañarse para después violarla. “La agarré del pelo, le metí la cabeza entre las piernas”, aseguró.

Después asfixió a la joven y cuando tuvo el cadáver lo descuartizó con unas tijeras o un cuchillo. La cabeza de la niña apareció prácticamente desprendida del cuerpo y entre las peores cosas están que la joven admitió haber tomado sangre de la niña.

La autopsia reveló que la niña tenía un cero y un uno escritos con color rojo en la planta de los pies.

chp