Automotriz

Dile adiós a los autos baratos en México: ya no costarán menos de 200 mil pesos

Actualmente, el auto más barato en México cuesta más de 215 mil pesos; advierten que los precios no bajarán
martes, 2 de agosto de 2022 · 15:13

Además de tener una casa propia, miles de mexicanos sueñan con comprar un auto nuevo. Sin embargo, en medio de la inflación y la crisis económica que ha dejado la pandemia de Covid-19, el panorama no es muy alentador para aquellos que buscan adquirir un vehículo a bajo costo. El ejemplo perfecto es que actualmente en México no hay ningún coche 0 kilómetros con un valor menor a los 215 mil pesos. Lo peor es que la tendencia demuestra que los precios solo irán en aumento. 

Debido al negro escenario de la economía mundial y a la escasez de materia prima, hoy en día la industria automotriz se ha visto en la necesidad de incrementar sus precios. Hasta hace no mucho, las grandes marcas de coches en el país contaban con una gama de entrada cuyo valor no superaba los 200 mil pesos, lo que hacía accesible este producto para un gran sector de la sociedad. 

Sin embargo, la situación ha cambiado desde la llegada de la pandemia y con ella, sus repercusiones en casi todos los procesos industriales, por lo que las automotrices han tomado la decisión de dejar de fabricar sus modelos “baratos” y apostar por generaciones más modernas y equipadas.

¿Por qué los autos han subido tanto de precio? 

Hace cinco años aún había una decena de autos por debajo de los 200 mil pesos: Volkswagen Gol, Ford Figo, Hyundai Grand i10, Fiat Uno, los Chevrolet Spark y Beat, Mitsubishi Marage, Suzuki Ignis, Renault Logan, Nissan March. Casi todas tenían un vehículo pequeño y accesible en su catálogo.  

Estos modelos incluso costaban menos de 160 mil pesos, pero ahora la mitad de ellos han sido descontinuados y la otra mitad ya ha cruzado la barrera de los 200 mil. Hoy el modelo más barato ofertado en el mercado local es el Renault Kwid, un automóvil subcompacto cuya versión de entrada cuesta 215,900 pesos, de acuerdo con la página de internet de la compañía de origen francés.

Foto: iStock

La consultora J.D. Power calcula que los precios de los autos nuevos acumulan un incremento de hasta 14.8% anual, el más alto observado en la última década, resultado de una inflación generalizada en las materias primas, la disminución en la oferta debido a la escasez de chips y a que las armadoras están menos interesadas en vender modelos pequeños y asequibles.

En el caso de México, el inventario de vehículos en los distribuidoras es más bajo de lo normal debido a las interrupciones en la cadena de suministro global.  Al respecto, la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) lleva meses advirtiendo sobre la escasez de semiconductores, cuya producción se vio fuertemente afectada por la contingencia sanitaria y aún no se recupera. 

El problema con esta pieza es que se trata de un elemento clave para los vehículos actuales y del futuro, pues según la consultora KPMG los semiconductores y la electrónica son el corazón de la innovación del sector. Debido a la situación, se calcula que México dejó de producir 60 mil 902 automóviles entre 2020 y 2021. Además dejó de vender 303 mil 251 a partir del 2020.

Por otro lado, la AMDA también ha expresado que hay grandes retos en áreas como cadenas de suministros; materias primas como acero, aluminio y plásticos; retrasos en distribución y logística; y aumento de costos en los fletes marítimos. Y a ello hay que añadirle el tema de inflación que, de acuerdo con la asociación, fue de 8.6% para la industria automotriz, es decir, mayor a la que registró la canasta básica. 

Foto: iStock

¿Seguirán aumentado los precios de los automóviles?

"No creo que vayamos a regresar (a precios por debajo de los 200 mil pesos), sino todo lo contrario. Yo creo que más bien, por el tema de la electrificación, los vehículos van a venir agarrando mayores precios". opinó Lucien Pinto, director de Ventas y Mercadotecnia de Ford en México, en entrevista con Expansión. 

Una postura que comparten especialistas en el sector, quienes según la revista, consideran que conforme se vaya normalizando la cadena de suministro del sector, los precios se estabilizarán. No obstante, los fabricantes prevén que la electrificación continuará empujando los precios hacia arriba.

Con información de Expansión 

bnaj