Viernes 20 de Enero 2023
USA

Oso polar mata a dos personas en Alaska; es el primer caso en más de 30 años

Se trata de un ataque inusual que terminó con la vida de un bebé

Oso polar ataca y mata a dos personas en AlaskaCréditos: Pixabay
Por
Escrito en ACTUALIDAD el

Dos personas perdieron la vida después de que fueran atacadas por un oso polar en un pequeño y aislado pueblo de Alaska, las víctimas fueron una mujer y su bebé de un año.

De acuerdo con las autoridades, un vecino mató a tiros al animal, además de que este ataque se considera como algo inusual entre la comunidad.

Se trata del primer ataque en más de 30 años y este ocurrió el pasado martes 17 de enero cerca de la escuelas Kingikmiut en Wales, una asilada comunidad en el Estrecho de Bering, en el extremo occidental de Alaska. En este lugar, es considerado como algo habitual coexistir con los osos polares. 

Las víctimas fueron identificadas como Summer Myomick, de 24 años y su hijo Clyde Ongtowasruk de tan solo un año, quienes eran de la ciudad de Saint Michael.

Oso polar ataque en Alaska. Pixabay

Asimismo, los directivos de la escuela metieron de inmediato a todas las personas al edificio después de que vieran al oso, según indicó la administradora principal del distrito escolar del Estrecho de Bering, Susan Nedza.

“El oso intentó entrar con ellos”, relató Nedza, pero la directora Dawn Hendrickson “azotó la puerta” para mantenerlo fuera.

En las aldeas remotas de Alaska organizan patrullas cuando se espera la llega de los osos, es decir de diciembre a mayo. Por lo que el último encuentro mortal con un oso polar en este estado fue en 1990.

¿Qué pasó con las víctimas mortales?

La joven y su bebé salieron salieron a las penumbras de una intensa nevada para visitar a su familia en la escuela y se dirigía a la clínica de salud que estaba a más de 100 metros.

Pixabay

Tras salir de la escuela, el oso polar salió de la borrasca y se abalanzó sobre ellos y mientras eran atacados, cerraron las instalaciones mientras que algunos salieron para intentar ahuyentar al animal.

La tormenta de nieve y la poca visibilidad que había fueron el escenario perfecto para que el oso se camuflara, además de que la falta de luces hicieron que la Patrulla Estatal de Alaska no pudiese aterrizar hasta el miércoles.

Hasta el momento no se sabe cuáles fueron las causas del ataque, aunque científicos de Alaska del Servicio Geológico de Estados Unidos indicaron que los cambios en el hábitat de hielo marino coincidían con evidencia del uso más frecuente de tierra firme por parte de los osos polares.

Con información de AP

amv