Miércoles 22 de Mayo 2024
USA

“Estoy muy bien asegura Joe Biden tras contraer COVID-19

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, confirmó que contrajo el virus este jueves.

El mandatario se mantendrá en asilamiento en la Casa Blanca.Créditos: AP/ TWITTER
Por
Escrito en ACTUALIDAD el

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien sorprendió al señalar que tiene cáncer, afirmó “estoy muy bien” este jueves en su cuenta de Twitter tras dar positivo por COVID-19. Añadió estar “ocupado” en un mensaje acompañado de una foto en la que se le ve, con saco y camisa, sentado en una oficina de la Casa Blanca.

La publicación surge después de que su vocera Karine Jean-Pierre diera a conocer en comunicado que el mandatario presentó “síntomas muy leves” y había resultado positivo a la prueba para la detección de COVID-19. El presidente, de 79 años de edad, tenía previsto viajar este jueves a Pensilvania y el lunes a Florida.

LEE - "Tengo cáncer"; Joe Biden sorprende con confesión y la Casa Blanca lo desmiente

Entre los detalles que brindó Jean-Pierre se encuentran que Joe Biden comenzó a tomar Paxlovid, pastilla anticovid de Pfizer, y se mantendrá aislado en la Casa Blanca hasta que de negativo.

Con su esquema completo de vacunación, el presidente “seguirá asumiendo todas sus funciones” durante su aislamiento y se brindará informe diario sobre su salud.

El mandatario con mayor edad en funciones en el gobierno de Estados Unidos está sano y “apto” para ejercer el cargo, según un chequeo médico realizado en noviembre pasado.

¿Dónde estuvo Biden los últimos días? 

AP

La última prueba COVID-19 que Biden se realizó fue el martes pasado, tras volver de su primera gira como presidente por Medio Oriente, en la que visitó Israel y Arabia Saudita.

Hasta el momento Biden parecía desafiar las probabilidades de contagiarse con el virus, pues personajes cercanos en el gobierno como la vicepresidenta Kamala Harris, miembros del gabinete, personal de la Casa Blanca y legisladores se contagiaron previamente.

Se ha demostrado que cuando se suministra Paxlovid en los cinco días posteriores a la aparición de los síntomas, se reduce en un 90% la posibilidad de hospitalización y muerte de los pacientes con mayor probabilidad de contraer una enfermedad grave.

La pandemia de COVID-19 ya ha infectado a muchos otros mandatarios entre los que se encuentran el ex primer ministro británico Boris Johnson, los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, y de México, Andrés Manuel López Obrador, así como una decena más.

Cuando el predecesor de Biden, Donald Trump, contrajo el virus en octubre de 2020, la situación de la pandemia era distinta. No había vacunas disponibles y las opciones de tratamiento eran limitadas y menos avanzadas.

Estados Unidos registra actualmente unos 130.000 nuevos casos de COVID-19 por día, una cifra subestimada según los expertos, y el número de hospitalizaciones aumenta. La subvariante BA.5 de ómicron, altamente contagiosa, es dominante en el país, donde representa alrededor del 80% de los casos.

La enfermedad del presidente ocurre en un contexto en donde la inflación económica ronda en todo el país, las altas temperaturas y cuando algunas casas encuestadoras afirman que su a va en picada y registra su mínimo histórico, 

mva