Miércoles 12 de Junio 2024
ESTADOS UNIDOS

A esta latina le negaron la ciudadanía americana por 10 años por esta insólita razón

Una creadora de contenido ecuatoriana comparte el duro proceso que enfrentó tras incumplir las leyes de migración

Créditos: Freepik
Escrito en TENDENCIAS el

 Obtener la ciudadanía americana es un proceso en el que influyen muchos aspectos, entre ellos se incluye tener un historial limpio de entradas y salidas de Estados Unidos en el que no se haya infringido las leyes de migración del país, de lo contrario este sería un importante factor para que te nieguen dicho estatus definitivamente. Esto fue lo que le pasó a una latina que compartió su testimonio a través de redes sociales en el que explica la insólita razón por la que fue castigada con 10 años por las autoridades estadounidenses.

Las redes sociales hoy en día son una excelente herramienta para obtener más información sobre cualquier tema incluso poder revelar los aspectos ocultos de cualquier trámite y proceso que no estén bien esclarecidos como los de los documentos de migración e inmigración de Estados Unidos, entre ellos destaca la visa americana, la residencia permanente y la ciudadanía. Todos y cada uno de estos documentos son distintos y conllevan ciertos requisitos y procesos.

Según la página web de la embajada estadounidense, hay distintas razones por las que las autoridades pueden rechazar la solicitud de cualquier persona, una de ellas es no haber acatado las reglas y limitaciones que se tienen con cada estatus, es decir, que si tienes una visa de turismo no puedes vivir en el país, ya que, esto es considerado ilegal, lo mismo pasa con la de trabajo y la de estudios. Al respecto, una latina compartió en redes sociales que ella entró a Estados Unidos con una visa de estudios aprobada; sin embargo, cuando esta se venció a los seis meses, decidió quedarse a vivir ilegalmente.  

En su testimonio comparte que, después de hacer una vida en el país norteamericano por varios meses y tener una relación amorosa estable, decidió regresarse a su país natal, Ecuador. Tiempo después pidió un perdón a las autoridades estadounidenses para que le concedieran la visa americana y su reacción fue imponerle un castigo de 10 años sin poder regresar. Tiempo después se casó con su novio estadounidense y tuvieron hijos que automáticamente obtuvieron la ciudadanía.

Tras 8 años de castigo, volvió a solicitar una visa de turista, la cual le fue concedida y se le permitió volver a entrar a Estados Unidos de forma legal. En su regreso solicitó la residencia permanente por matrimonio y tiempo después logró que le aprobaran la ciudadanía por naturalización.