Miércoles 22 de Mayo 2024
PLANTAS DE INTERIOR

Estas son las 3 PLANTAS domésticas más DIFÍCILES de cuidar | TIPS

¡Solo para expertos en jardinería! Si eres principiante no te recomendamos que tengas estas plantas en casa o se podrían morir 

3 plantas de interior más DIFÍCILES de cuidar.Créditos: Freepik
Por
Escrito en TENDENCIAS el

Ya hablamos de las 3 plantas domésticas más fáciles de cuidar, pero en esta ocasión abordaremos el tema contrario. Tener plantas de interior es una tendencia que ha crecido en popularidad en los últimos años. Éstas no solo añaden belleza y vida a nuestros espacios interiores, sino que también purifican el aire y contribuyen a un ambiente más saludable. 

Sin embargo, no todas las plantas de interior son iguales cuando hablamos de cuidado y mantenimiento. Algunas de ellas pueden ser verdaderos desafíos incluso para los jardineros más experimentados. Hoy te presentaremos las 3 especies de plantas de interior más difíciles de cuidar y te daremos algunos tips para hacerlo de la mejor manera posible.

Aunque debes tener en cuenta que influyen muchos factores para el cuidado y el mantenimiento de estas plantas, por lo que, si eres un principiante de la jardinería, no es muy recomendable que te arriesgues a tenerlas sin conocimiento previo. Recuerda que las plantas son seres vicios y estas 3 plantas, específicamente, necesitarán más tiempo y cuidados que otras especies. 

Las 3 plantas de interior más difíciles de cuidar ¡No son para principiantes!

  • Helecho águila (Pteridium aquilinum)

Los helechos águila son conocidos por su exuberante follaje y su capacidad para prosperar en entornos sombríos. Sin embargo, eso no significa que sean fáciles de cuidar. Estas plantas de interior, que a menudo se encuentran en entornos boscosos y húmedos; tienen requisitos específicos de agua y humedad lo que las convierte en una planta difícil de cuidar.

Para mantener un helecho feliz, es esencial proporcionarle la cantidad adecuada de humedad. Esto puede ser un desafío en interiores, especialmente en climas más secos. Rociar las hojas regularmente puede ayudar a mantener la humedad requerida, pero también es fundamental no excederse en el riego, pues el agua estancada en la maceta de esta planta puede provocar la pudrición de las raíces.

Freepik
  • Orquídea Barco (Cymbidium)

Las orquídeas son conocidas por su belleza y elegancia, pero algunas variedades, como la orquídea barco, pueden ser una verdadera prueba de paciencia y habilidad de jardinería. Estas orquídeas requieren una atención constante y cuidados precisos para mantener sus hojas y pétalos en óptimas condiciones. ¡Es una de las plantas de interior más difíciles de cuidar!

Uno de los desafíos más significativos al cuidar la orquídea barco es el riego, pues el agua debe ser aplicada de manera precisa y en la cantidad adecuada. Demasiada agua para esta planta puede llevar a la pudrición de sus raíces, mientras que la falta de agua puede hacer que la orquídea se marchite. Encontrar el equilibrio correcto puede ser complicado.

Además del riego, las orquídeas barco también requieren una ubicación adecuada con luz indirecta, así como una temperatura constante; estos factores, combinados con la necesidad de fertilización ocasional, hacen que esta orquídea sea una de las plantas más difíciles de cuidar.

Freepik
  • Bonsái

Los bonsáis son árboles en miniatura que requieren una atención extremadamente meticulosa. Estas pequeñas obras de arte vegetal pueden ser una adquisición impresionante para cualquier hogar, pero también son conocidas por su dificultad en el cuidado y mantenimiento.

El mantenimiento de un bonsái implica podas regulares para mantener su forma y tamaño, así como la aplicación de un abono especializado. Si por alguna razón se falla en estos cuidados, el bonsái puede perder su forma y vitalidad. Además, los trasplantes de bonsáis deben ser realizados por profesionales o jardineros experimentados, ya que un error en el proceso puede ser fatal para el árbol en miniatura. ¡Son sin duda, las plantas de interior más difíciles de cuidar!

Museo de Bonsái John Naka

La paciencia es otra virtud necesaria al cuidar cualquiera de estas plantas de interior, ya que el crecimiento de estas plantas es lento y puede llevar años notar cambios significativos en su apariencia, especialmente cuando se trata del bonsái. Mientras que existen plantas fáciles de cuidar, es importante recordar que no todas requieren el mismo tiempo y trabajo. 

Las plantas de interior como los helechos, las orquídeas y los bonsái, son ejemplos de especies que requieren una atención cuidadosa y compromiso por parte del jardinero. Antes de adquirir una de estas plantas, asegúrate de investigar a fondo sus necesidades específicas y considerar si estás dispuesto a asumir el desafío de cuidarlas. Ahora que sabes las 3 especies de plantas de domésticas más difíciles de cuidar, ¿tendrías una de ellas?