Jueves 15 de Febrero 2024
PLANTAS

Una cucharada de este ingrediente de cocina resucitará a tus orquídeas enfermas y con estrés

Con este abono casero lograrás que tu planta esté más sana y tengas sus hojas más brillantes en poco tiempo

Créditos: Pexels
Escrito en TENDENCIAS el

Una de las plantas de interior más bella y estética para poner en la sala o la mesa del comedor es la orquídea, no obstante, si esta ha perdido su viveza, está enferma y con hojas amarillas da un aspecto de descuido a tu hogar. ¡Que no te pase esto! Para resucitarla y que esté más saludable, prueba abonarla con una cucharada de este ingrediente secreto que seguro tienes en tu cocina. ¡Toma nota!

Abonar o fertilizar las plantas tanto de exterior como de interior es una de la mejor forma de ayudarlas a crecer sanas y fuertes, pues, es un aporte extra de vitaminas que absorben del sustrato para nutrirse. Siempre va a ser mejor que hagas tú mismo tu propio abono o plaguicida casero, de esta forma te aseguras de que obtenga los minerales que realmente necesita.

Los ingredientes principales de esta receta casera son ricos en minerales que las orquídeas requieren para la formación de raíces y para no tener hojas amarillas ni secas. Algunos ingredientes son: limón, el cual va a aportar potasio y, además, por su bajo nivel de pH, ayudará a acidificar el sustrato; y también incluye azúcar, la cual, aporta fosforo y potasio. Sigue el paso a paso que se explica a continuación.

Pexels

¿Cómo abonar las orquídeas de forma natural con abono casero?

Las cantidades correspondientes para cada uno de los ingredientes para este abono casero son: el jugo de medio limón chico, un litro de agua tibia, y una cucharada de azúcar blanca. Primero debes integrar al agua la cucharada de azúcar hasta que esté disuelta y después añade solo un poco del jugo del medio limón. Mezcla bien y deja que se enfríe por completo.

Con esta sustancia llena de vitaminas vas a regar por sumersión tu orquídea durante 15 minutos. Deberás repetirlo solo cada 15 días si es que está enferma y apunto de secarse o si está en época de floración, de lo contrario solo una vez por mes para no sobre suturar tu planta de vitaminas innecesarias, porque podría ser perjudicial.

Recuerda acompañar este abono de cuidados correctos y regulares, como, por ejemplo, riego una vez por semana, poca luz indirecta y cambiarla de lugar si ves que no es el correcto para tu planta. De esta fácil forma podrás resucitar tus orquídeas enfermas y que en tiempo de floración duren mucho tiempo más de lo normal tus flores.