Miércoles 22 de Mayo 2024
MUNDO

¿Qué es el Setsubun y cómo se celebra? Así festeja Japón el final del invierno

Cada año, los japoneses celebran el fin del invierno con una curiosa festividad que mezcla tradición, espiritualidad y gastronomía.

¿Qué es el Setsubun? Así celebra Japón el final del invierno. Créditos: AFP
Por
Escrito en TENDENCIAS el

Cada año, en los primeros días de febrero, en Japón se celebra el famoso Setsubun, una festividad que no es muy conocida en el resto del mundo, pero que en el país asiático es una fiesta de gran tradición que marca el fin del invierno y el inicio del festival de primavera llamado Hina Matsuri

Esta celebración literalmente significa 'cambio de estación', por lo que en realidad hay cuatro Setsubun al año, pero en general el término hace referencia solo a la celebración de primavera, llamado correctamente risshun. Si quieres saber más sobre esta curiosa festividad y su ancestral significado, aquí te contamos todo lo que debes saber. 

El Setsubun de primavera también es considerado como un tipo de Nochevieja. Foto: Unsplash 

¿Qué significa el Setsubun y cómo se celebra?

Se trata de una gran fiesta japonesa llevada a cabo el día antes del comienzo de una nueva estación del año. El Setsubun se celebra el 3 de febrero de cada año, sin embargo, también se puede celebrar un día antes, el 2 de febrero, o un día después, el 4 de febrero, según el calendario lunar oriental. 

De hecho, dado que en el antiguo calendario consideraba la primavera como el inicio del año, es lógico entender la importancia que se le daba a este Setsubun en particular y por qué se ha acabado celebrando únicamente este día, aún cuando hay cuatro cambios de estación durante el año.

El Setsubun marca el fin del invierno y da inicio al festival de primavera en Japón. Foto: AP

Rituales del Setsubun 

Japón es un país muy espiritual y esta festividad no es la excepción, ya que viene acompañada de costumbres y rituales encaminados a alejar los malos espíritus y atraer la buena suerte. Estos son algunos de los más interesantes y extendidos entre los japonenses. 

  • Mamemaki o cómo ahuyentar un Oni 

Según dicta la tradición, en este día se deben limpiar los malos espíritus del cuerpo y liberar a las personas de los Oni, es decir, de los ogros o demonios que se alimentan de los humanos. En China y Japón, muchas personas creen que las desgracias son causadas por estos seres de oscuridad, de ahí la práctica de purgar la casa y ahuyentar a los demonios con la llegada de un nuevo año. 

Este ritual, que significa "tirar granos de soja", consiste precisamente en arrojar frijoles de soya tostados por la puerta de su casa o hacia algún miembro de la familia, quien usualmente usa una máscara de demonio mientras grita “¡Fuera el diablo! ¡Adelante la fortuna!" Luego, la familia debe comer los frijoles de soya debido a la creencia de que cada frijol representa un año de vida.  

Mamemaki, el ritual para ahuyentar a un Oni o demonio. Fotos: Getty Images
  • Ehomaki o el maki sushi de la suerte 

Este es el nombre que reciben los rollos de sushi sin cortar que se comen la noche del Setsubun en silencio y mirando hacia la dirección de la suerte (eho) que toca ese año. El punto cardinal hacia el que se debe mirar viene marcado por la última cifra del año en el que estemos:

  • 1, 3, 6 y 8: dirección sur/sureste
  • 2 y 7: dirección norte/noreste
  • 4 y 9: dirección este/noreste
  • 5 y 0: dirección oeste/suroeste

Este rollo de sushi ceremonial debe comerse entero y no cortarse, ya que hacerlo sería como estar "cortando" la buena suerte. Está hecho de alga nori y relleno con 7 ingredientes (calabaza, pepino, anguila, tortilla dulce, zanahoria, setas shiitake y tofu) que representan a los siete dioses japoneses de la fortuna.

El Ehomaki o el rollito de sushi de la suerte. Foto: Getty Images 
  • Hiragi iwashi 

Se trata de un talisman hecho con una rama de acebo y una cabeza de sardina empalada en ella, que se suele colocar a la entrada de los hogares japoneses con la intención de ahuyentar a los demonios. Según dice la costumbre, las espinas de las ramas se clavan en los ojos de los demonios y el olor de la sardina los espanta.

Hoy en día, las cabezas de sardina empaladas en acebo todavía pueden verse en ambientes rurales o en locales comerciales con aire tradicional. El origen de esta curiosa tradición proviene de la creencia de que a los demonios les asusta ver los ojos de las sardinas asomando por las afiladas puntas de las hojas del acebo. 

Según la creencia en Japón, el olor a sardina espanta a los demonios. Foto: Japón Secreto

bnaj