Miércoles 24 de Abril 2024
HOGAR

Así puedes revivir a tus PLANTAS de interior en tiempo récord con MIEL

Sigue esta receta de abono casero y económico para que tus plantas crezcan sanas y fuertes

Créditos: Pexels
Escrito en TENDENCIAS el

Las plantas de interior están menos expuestas a los cambios de temperaturas, insectos y contaminación comparadas con las de interiores, pero esto no siempre es bueno, ya que, también podría no ser tan bueno debido a que absorben menos nutrientes y son más propensas a secarse. ¿Se te ha secado alguna planta? Si te ha pasado una o varias veces, no te preocupes, porque aquí tenemos la solución. Se trata de un abono casero a base de miel, el cual va a ayudar a revivirlas en tiempo récord. Te compartimos le paso a paso a continuación.

La falta de cuidados es una de las principales causas de que las plantas se sequen, no obstante, no siempre es así, ya que, también pueden influir otros factores distintos como la falta de vitaminas y minerales esenciales para su supervivencia. Todas las plantas requieren de nutrientes para que no se mueran, la falta de ellas hará que se tornen amarillas, frágiles, que no crezcan y al poco tiempo que se sequen. Evita que pase esto y abónalas cada tres semanas como mínimo y máximo una vez cada dos meses. 

Los abonos y fertilizantes de plantas puedes conseguirlos en tiendas especializadas en jardinería como viveros, pero también los puedes hacer tú de forma casera con ingredientes orgánicos como restos de verduras y frutas o también con ingredientes como la miel, que es una fuerte rica en nutrientes. Si lo que buscas es revivir tus plantas sin gastar mucho dinero, entonces esta receta es para ti, porque solo vas a necesitar una cucharada de miel de abeja y una taza de agua. Acompaña este abono casero con los cuidados que necesitan como riego, poda y luz solar indirecta. 

Pexels

¿Cómo hacer abono de plantas casero y sin gastar mucho dinero? 

Ingredientes:

  • Agua
  • Miel

Paso a paso:

  • Revuelve en un recipiente hondo una cucharada de miel
  • Añade una taza de agua
  • Revuelve bien y deja reposar por 20 minutos
  • Viértela sobre el sustrato de tus plantas de interior cuidando que no toque el tallo ni las raíces
  • Repite el procedimiento cada 15 días para ver resultados óptimos

Con esta práctica tus plantas estarán más saludables que nunca y crecerán fuertes. Otra opción es añadir también cáscara de fruta como plátano o de huevo para que absorba mayor cantidad de minerales y se recupere más rápido