Jueves 23 de Mayo 2024
TIPS DE HOGAR

Así puedes hacer JABONES caseros de lavanda para consentir a tu piel

El aroma de este jabón casero mantendrá tu mente relajada durante el baño y sus ingredientes, aportarán suavidad y firmeza a tu piel de una manera inigualable

Haz tus propios jabones de LAVANDA.Créditos: Freepik
Por
Escrito en TENDENCIAS el

Existen diversos remedios caseros para nuestro cuidado personal, desde mascarillas, cremas, aceites y mucho más para consentirnos. Sin embargo, pocas experiencias se comparan con la delicia de un baño, y si hay algo que puede mejorar esa experiencia, es un jabón casero con un aroma relajante y delicioso; además, la textura es muy importante, como si fuera una caricia en nuestra piel.

La receta que te presentaremos a continuación, te llevará a crear tu propio jabón casero de lavanda, perfecto para cuidar tu piel y relajar tu mente durante el baño. Cabe destacar la importancia de mantener una higiene adecuada, eso es indiscutible, tanto para nuestras manos como para el cuerpo en general; por ello, los jabones juegan un papel crucial en este proceso, ayudando a eliminar grasa, suciedad, bacterias y otros agentes contaminantes de nuestro cuerpo. 

Sin embargo, muchos jabones comerciales contienen químicos agresivos que pueden irritar y resecar la piel. Aquí es donde los jabones caseros, especialmente los elaborados con ingredientes naturales como la lavanda, marcan una gran diferencia positiva. ¡Consiente a tu piel y a tu mente con este delicioso jabón casero hecho con lavanda fresca! No te arrepentirás porque es muy sencillo, económico y fácil de hacer.

Freepik

Preparación del jabón casero de lavanda

La lavanda no es solo conocida por su aroma cautivador. Diversos estudios científicos señalan que esta planta posee propiedades que reducen el estrés y la ansiedad, calmando el sistema nervioso. Por eso, incluir lavanda en tu jabón casero no solo deleitará tus sentidos, sino que también contribuirá a una experiencia de baño más relajante y terapéutica. Esto es todo lo que necesitas para su preparación:

  • 400 gramos de aceite de coco
  • 300 gramos de aceite de oliva
  • 100 gramos de aceite de almendras
  • 390 gramos de agua destilada
  • 150 gramos de sosa cáustica
  • 30 gramos de aceite esencial de lavanda
  • Flores de lavanda secas o frescas 
  • Colorante morado (opcional)
  • Guantes, cubrebocas, lentes protectores y ropa de manga larga

Para comenzar con la preparación de tu jabón casero, es necesario pesar cuidadosamente todos los ingredientes ya que la precisión es clave para obtener un resultado exitoso y seguro. Disuelve la sosa en el agua, revolviendo con una palita de madera y deja reposar por 5 minutos. A continuación, mezcla los aceites de coco y oliva, y luego añade la solución de sosa. Bate hasta obtener una mezcla homogénea.

Freepik

Luego, incorpora el aceite de almendras, el aceite esencial de lavanda y el colorante si decides usarlo. Pon la mezcla en moldes, agregando flores de lavanda para decorar y deja reposar en un lugar fresco y seco hasta que solidifique. Una vez sólidos, desmolda tus jabones caseros y corta en barras. Deja curar al aire libre antes de usar. También puedes usar moldes de figuras, el chiste es dejar volar a tu imaginación. ¡Así o más sencillo de preparar este jabón casero de lavanda!

Crear tu propio jabón de lavanda no es solo una actividad gratificante, sino también una excelente forma de cuidar tu piel y relajar tu mente durante el baño. Con esta receta sencilla, podrás disfrutar de todas las propiedades benéficas de la lavanda en la ducha. ¡Será una experiencia desde la preparación, hasta el momento de usarlo!