Jueves 15 de Febrero 2024
TRUCOS DE LIMPIEZA

Cómo limpiar las paredes blancas de tu casa con VINAGRE en 10 minutos

El vinagre deja las paredes blancas impecables, como si estuvieran recién pintadas. ¡Quita las manchas y la suciedad más pegada con este ingrediente de cocina!

Foto: Especial / Freepik
Por
Escrito en TENDENCIAS el

Haz que tus paredes blancas luzcan impecables, como si estuvieran recién pintadas, con vinagre: aquí te enseñamos los pasos que debes seguir para que este ingrediente de cocina las deje súper limpias, sin manchas y mugre. En tan sólo 10 minutos las paredes te tu casa se volverán a ver bonitas y tus espacios lucirán increíbles gracias a este truco de limpieza. ¡Ve por algo con qué apuntar y no te pierdas este tip del hogar!

La mayoría de las casas tienen paredes blancas y esto se debe a varias razones: primero, es un color elegante, que combina con todo, así que no te preocupas porque armonice con tus muebles y electrodomésticos; por otro lado, el color blanco tiene un significado de calma, paz y pureza, por tal motivo, es perfecto para crear ambientes tranquilos.

Pero una cosa es cierta, no es fácil mantener las paredes blancas limpias y sin suciedad porque cualquier cosa las mancha: si pones la mano, si recargas un mueble o bien, si tu hijo o hija se le ocurre pintar con sus crayolas sobre ellas, tus paredes se arruinan y ya no lucen como antes. 

De primer momento, volver a pintar las paredes de blanco parece ser la solución más viable, pero no es la más económica porque al menos debes desembolsar alrededor de 200 pesos para comprar un litro de pintura. En esos casos lo mejor es ayudarse de trucos caseros de limpieza, como el de vinagre, ingrediente que cuenta con propiedades antisépticas, aclarantes y desinfectantes que deja las paredes blancas como recién pintadas.

Foto: Freepik

Así es el truco con vinagre para LIMPIAR las paredes blancas y que quede como recién pintadas

Primero, es muy importante que antes de hacer este truco con vinagre, prepares las paredes de tu casa, es decir, que con un trapo o escoba les quites el polvo, las telarañas, la basura y la suciedad que esté suelta. Cuando hayas hecho esto, es momento de que vayas a tu cocina por una taza de vinagre.

También necesitarás un litro de agua tibia y una cucharadita de detergente en polvo para platos; mezcla el agua y el jabón y haz que se disuelvan bien; después, añade el vinagre y sumerge una esponja, la cual pasarás con suavidad sobre las paredes blancas, frotando con mayor intensidad en aquellas zonas en las que haya más manchas.

Foto: Freepik

Limpia las paredes blancas de tu casa y en 10 minutos las volverás a ver impecables, relucientes y como recién pintadas, gracias al poder del vinagre, que actúa como un potente limpiador, desengrasante, que retira las manchas más difíciles. Así de fácil tu hogar se verá súper limpio.