Miércoles 22 de Mayo 2024
PLANTAS COMESTIBLES

5 plantas que no sabías que se pueden COMER

Estas plantas silvestres se comen y probablemente no lo sabías, estamos seguros de que la número 4 te va a sorprender

Plantas que se pueden comer.Créditos: iStock
Por
Escrito en TENDENCIAS el

La naturaleza siempre nos ha brindado una gran variedad de recursos, y entre ellos se encuentran algunas plantas que son comestibles; sin embargo, a menudo pasan desapercibidas porque desconocemos que se pueden comer. En lugar de considerarlas como maleza, es hora de descubrir su valor culinario y nutricional. Por ello, te presentamos una lista de 5 plantas que no sabías que se pueden comer y estamos seguros de que una de ellas te va a sorprender. 

Ya te mencionamos los usos culinarios y las propiedades de la flor de cempasúchil, por ejemplo, ahora, en esta guía de jardinería queremos incluir aquellas plantas que son ricas en nutrientes y que pasan desapercibidas. Estas plantas comestibles poseen una serie de propiedades beneficiosas que te va a hacer considerar incluirlas en tu dieta más seguido. Además, algunas de ellas son simplemente hermosas. 

Asimismo, incluir plantas comestibles en la dieta es beneficioso porque muchas de ellas son ricas en nutrientes esenciales como vitaminas, minerales y antioxidantes. Estos nutrientes son fundamentales para mantener una buena salud y prevenir deficiencias nutricionales. Asimismo, poseen gran cantidad de fibra y son un alimento rico en agua, por lo que te mantendrás hidratado y ayudarás al funcionamiento de tu sistema digestivo. 

5 plantas que son comestibles y no lo sabías 

  • Rúcula (Eruca vesicaria): 

Originaria de los mediterráneos, la rúcula es una planta comestible que ha sido parte de la gastronomía durante siglos. Sus hojas crujientes y su sabor picante y amargo la hacen única; puedes identificarla por su frondosidad y una altura que varía de 20 cm a 1 metro. Durante la primavera, florece en racimos con flores blancas amarillentas de forma cruciforme, aunque las flores no pueden consumirse, sólo debes comer las hojas de la rúcula, que añadirán un toque de picante a tus platos de forma natural y saludable. 

iStock
  • Verdolaga (Portulaca oleracea): 

La verdolaga es una planta rastrera con un alto contenido de omega-3 y propiedades digestivas. Originaria de la India y el sur de Europa, se puede comer casi en su totalidad, desde las hojas hasta las semillas que se utilizan en la elaboración de pan. Las hojas de verdolaga tienen un sabor ácido y pueden comerse crudas o cocidas. ¡En México es muy común prepararlas con salsa verde y carne de cerdo! Si buscas identificarla físicamente, presta atención a su tallo liso de color rojo y sus flores amarillas con 5 pétalos.

Freepik
  • Rosas (Género Rosa): 

Sorprendentemente, todas las rosas son comestibles, pero las más fragantes son las más interesantes para la cocina. El aroma de las rosas se traduce en sabor cuando las incorporas en tus preparaciones. Puedes usar pétalos de rosa para adornar postres, caramelizarlos o deshidratarlos para dar sabor a tés e infusiones de verano. Asegúrate de utilizar variedades de rosas que no hayan sido tratadas con pesticidas para tu alimentación.

Freepik
  • Diente de León (Taraxacum officinale): 

Aunque en muchos lugares se considera una mala hierba, el diente de león es una planta comestible con propiedades medicinales. Sus hojas se pueden consumir en cualquier etapa de crecimiento y son conocidas por sus efectos depurativos y diuréticos. Puedes reconocer esta planta por sus peculiares hojas lanceoladas dentadas y su característica floración amarilla con una corola de 5 puntas. Aprovecha las hojas del diente de león en ensaladas o como acompañamiento. ¡Sorprendente! 

Freepik
  • Trébol (Género Oxalis): 

Las plantas de Oxalis, comúnmente conocidas como trébol, son comestibles y tienen un sabor ácido y refrescante. Se pueden encontrar en jardines y áreas silvestres; sus hojas y tallos se pueden añadir a ensaladas para darles un toque cítrico y crujiente. A menudo, sus flores son amarillas, lo que facilita su identificación. ¡Además de ricas son hermosas!

Pexels

Sin duda la naturaleza nos ofrece un tesoro de plantas comestibles que enriquecen nuestra cocina con sabores únicos y beneficios nutricionales para la salud y el bienestar general de nuestro cuerpo. La próxima vez que te encuentres con estas plantas no las subestimes; en lugar de arrancarlas, considera incorporarlas en tus recetas para experimentar nuevos sabores y disfrutar de una alimentación más variada y saludable. ¿Te animas a probarlas?