Miércoles 13 de Marzo 2024
TIPS PARA EL JARDÍN

Prepara el mejor ABONO casero para que tus plantas de chile den más frutos con 2 ingredientes

Conoce cómo hacer este abono con alimentos que tienes en casa

Créditos: Unsplash
Por
Escrito en TENDENCIAS el

Uno de los productos que más consumimos en nuestra alimentación son los chiles, pues los podemos usar y acompañar en un sin fin de platillos como enchiladas, salsas, chilaquiles, guisados, entre otros. Por lo que es conveniente tener en casa nuestra propia planta de chile, pero hay que saber cuidarla para que nos dé más frutos de los que suelen salir y para ello, te hablaremos de cómo hacer un abono casero con ingredientes que solemos tener en nuestra cocina.

Y es que este tipo de cultivo necesita buenos fertilizantes para que le contribuyan y nos ayuden a que pueda dar más frutos y tener una cosecha exitosa, así como mejorar sus condiciones físicas y químicas tanto de la planta como de la tierra, por lo que este abono casero nos será de gran ayuda.

Recuerda que debes saber qué tipo de sustrato tienes y en qué condiciones se encuentra, así como depende de la variedad de chile que estés por cultivar o que ya tengas, recuerda que este alimento es sensible a la falta de calcio lo cual puede llevar a que se pudra.

Unsplash 

Cómo hacer el abono para las plantas de chiles

Para hacer un abono casero, seguiremos los consejos de Greenpeace México en donde nos invitan a usar ingredientes que ya tenemos en la cocina para que sea lo más natural y podamos tener una planta muy sana y que nos dé muchos chiles.

Ingredientes

  • Tierra 
  • Agua
  • Ramas u hojas secas 
  • Residuos orgánicos (cáscaras de huevo, de plátanos y de verduras)

Procedimiento: 

  1. Deberás tener un recipiente o un guacal y le colocarás cartón multicapa en el fondo y en las paredes hasta que queden firmes.
  2. Haz unos pequeños orificios en la base de tal forma que pueda respirar.
  3. Comenzaremos a hacer las capas de los residuos iniciando con las hojas, ramas o lo que tengas a la mano.
  4. Ahora coloca residuos vegetales como huevo, plátano y otras verduras que tengas.
  5. Después agrega la tierra y puedes hacer hoyos encima de ella para hacer que haya oxígeno.
  6. Agrega agua a la tierra.
  7. Repite el proceso en el mismo orden de los elementos secos, los orgánicos, la tierra y el agua.
  8. Cuando hayas terminado agrega una capa de cartón delgado para cubrir la de insectos y demás.

La tierra siempre debe estar húmeda por lo que se recomienda regar cada dos días y estará lista o entre 8 a 15 semanas y podrás usarla como abono para tu planta de chile.

amv