Jueves 23 de Mayo 2024
CIENCIA

¿OVNI? Inquitante nube con forma de "ojo" aparece en Turquía; científicos explican este fenómeno

Meteorólogos y expertos explican qué es y de qué se trata la extraña formación de una nube roja con forma de platillo.

Captan extraña nube roja en forma de "ojo" en Turquía. Créditos: Twitter
Por
Escrito en TENDENCIAS el

Los habitantes de Bursa, Turquía, quedaron asombrados por la formación de una aterradora nube roja y circular en forma de ojo que apareció en el cielo la tarde del jueves 19 de enero. La surrealista escena, que parecía sacada de alguna película, ya se ha vuelto viral en las redes sociales debido a la similitud que muchos le encontraron con un ovni, un objeto volador ni identificado.

El extraño fenómeno, que duró alrededor de una hora y que se podía ver desde varios de los distritos que conforman Bursa, atrajo la atención de los científicos, quienes explicaron de qué se trata esta inusual formación y por qué no debe ser motivo de alarma.

¿Qué es la nube roja que apareció en el cielo de Turquía?

En cuanto comenzaron a circular imágenes y videos de esta extraña forma en el cielo, de inmediato surgieron las teorías y las especulaciones sobre qué podría ser y a qué se parecía. 

En redes se abrió el debate sobre si se trataba de un ovni o alguna nave extraterrestre, o bien, si parecía un ojo viendo a través de una lupa. Varios usuarios aseguraron que también se trataba de "un grito" debido a la situación ambiental por la que pasa el mundo en estos días. Otros más, le encontraron parecido con los genitales femeninos.

La inusual forma incluso llamó la atención de la actriz de 'The Crown'Gillian Anderson, quien también insinuó que la nube se parecía a una vagina. 

A pesar de la numerosa cantidad de versiones que hablaban de un evento extraterrestre, expertos en meteorología desmintieron esta información y revelaron que la extraña formación se trataba de una nube lenticular

¿Qué es una nube lenticular y por qué se forma?

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Estatal de Turquía, las nubes lenticulares son exclusivas de las zonas de montaña y se forman en la troposfera, la capa más baja de la atmósfera. 

Según explica, este tipo de nubes se forman como resultado de las fuertes fluctuaciones de viento sobre colinas y montañas cuando el aire es estable y húmedo, por lo que es más probable que los veamos en invierno con más frecuencia que en otras épocas del año. 

Su formación depende, además de la orografía, de aspectos como la presión atmosférica, temperatura y humedad ambiental, detalla el sitio especializado Meteorología en Red, que destaca que el aspecto más característico de estas nubes, es que da lugar a impresionantes paisajes y curiosas formas de platillo u OVNI.

La manera en la que se crean es a través un flujo de viento ascendente relativamente fuerte que se encuentra con una inversión térmica en la atmósfera, es decir, que el aire en la parte superior del cielo sea frío, mientras que la superficie terrestre expida el calor reflejado por los rayos solares.

En pocas palabras, si una ráfaga de viento choca contra la cima de una montaña, ésta provoca su rebote hacia arriba, con lo que va perdiendo temperatura conforme asciende, en un fenómeno conocido como turbulencia mecánica.

En este proceso, el aire llega a la cima con mucha menos temperatura de la que lo tenía en superficie o cercana a ella. Si el aire que ha ascendido a lo largo de la montaña es húmedo, es decir, viene cargado de gotas de agua, la humedad se va condensando conforme disminuye la temperatura en altitud, ya que alcanza el punto de rocío.

Al condensarse el aire ascendente, nos encontramos con la formación de una masa nubosa que crece hasta la cima de la montaña y que, al encontrarse con la inversión térmica, forma finalmente las curiosas nubes lenticulares.

Ejemplo de una formación de nube lenticular. Foto: Unsplash 

¿Por qué los aviones deben evitar las nubes lenticulares? 

Aunque el fenómeno de la nubes lenticulares es un espectáculo digno de ser observado, este tipo de formaciones son especialmente peligrosas para las aeronaves, ya que, al circular por ellas, la humedad que cargan serán un obstáculo para los motores, además de la gran velocidad que lleva el viento en su dirección ascendente, lo que provoca la desestabilización del vuelo.

bnaj