Viernes 20 de Enero 2023
USA TENDENCIAS

El terrible caso de Frederick Woods: secuestró y enterró vivos a 26 niños y ahora está libre

Woods y sus cómplices, los hermanos Richard y James Schoenfeld, perpetraron el que es conocido como "mayor secuestro masivo en la historia de los Estados Unidos"

Frederick Woods secuestró y enterró vivos a 26 niños en 1976; hoy está libre. Fotos: AP
Por
Escrito en TENDENCIAS el

Frederick Woods, uno de los tres convictos que secuestraron un autobús escolar lleno de niños y los enterraron vivos en 1976, fue puesto en libertad condicional por autoridades del estado de California a 46 años de haber cometido el crimen. 

Woods, de 70 años, quien había sido condenado a cadena perpetua por estos hechos, fue liberado este martes luego de que miembros del panel recomendaron su excarcelación en marzo de este año. Su solicitud ya había sido negada en 17 ocasiones. 

El "mayor secuestro masivo en la historia de los Estados Unidos"

En el que es considerado como el "mayor secuestro masivo en la historia de los Estados Unidos", Woods y sus cómplices, los hermanos Richard y James Schoenfeld, raptaron a 26 menores de entre cinco y 14 años y al conductor del autobús escolar en la localidad de Chowchilla, California. Después los enterrarlos vivos dentro de un camión de mudanzas.

Los criminales, quienes supuestamente se inspiraron en la película de Clint Eastwood ‘Dirty Harry’, pedían un rescate de 5 millones de dólares para liberar a los estudiantes y al trabajador de la Escuela Primaria Dairyland. Según el expediente del caso, las víctimas fueron enterradas aproximadamente a tres metros de profundidad bajo tierra, donde permanecieron casi un día encerrados sin ventilación, luz, agua o comida.

Los 26 niños y el conductor fueron enterrados vivos en una camión de mudanzas. Foto: CBS News

Después de 16 horas de encierro, el chofer y los menores, aún con vida, lograron escapar excavando mientras sus captores dormían. Se sabe que ninguno de ellos sufrió lesiones que pusieran en riesgo sus vidas, pero a lo largo de los años denunciaron haber padecido daños psicológicos después de la terrible experiencia. 

Woods y sus cómplices escaparon, pero posteriormente fueron arrestados en Canadá. Los tres se declararon culpables de secuestro y fueron condenados a 27 cadenas perpetuas sin posibilidad de libertad condicional. Sin embargo, años después un tribunal de apelaciones anuló la sentencia y determinó que los acusados tenían derecho a libertad condicional si cumplían con los requisitos. 

Fue así que Richard Schoenfeld fue puesto en libertad condicional en 2012 y James Schoenfeld salió de la cárcel en los mismos términos en 2015. 

Fred Woods, James Schoenfeld, Richard Schoenfeld fotografiados bajo custodia. Foto: Fox News Archivo

Aseguran que Woods ya no es un peligro 

Dominique Banos, abogada de Woods, dijo a la prensa que la junta reconoció que su cliente "ha mostrado un cambio de carácter para bien", por lo que "sigue siendo de bajo riesgo y una vez liberado de la prisión no representa ningún peligro o amenaza para la comunidad".

Al respecto, el gobernador del estado, Gavin Newsom, pidió reconsiderar este fallo después de que el Departamento Correccional y de Rehabilitación de California dejó a Woods en libertad condicional el pasado martes. No obstante, admitió que el hombre era candidato a ser liberado ya que solo tenía 24 años cuando cometió el crimen. 

 Sobrevivientes del secuestro de Chowchilla. Foto: Cortesía de Jennifer Brown Hyde

Dos de las víctimas, Larry Park y Rebecca Reynolds Dailey, se expresaron a favor de la liberación de Woods en meses pasados. “Creo que ha cumplido el tiempo suficiente por el delito que cometió”, dijo Park durante una audiencia pasada. Sin embargo, no todos los sobrevivientes están de acuerdo.

Lynda Cerrejo, quien también estuvo entre los niños secuestrados, dijo a CNN, que sólo pensar que su agresor puede quedar en libertad condicional le provocaba náuseas. “Estoy viviendo toda esa terrible experiencia de nuevo”, lamentó en marzo pasado. Lynda contó que mientras estuvieron enterrados, hubo momentos en los que pensó que todos morirían ahí, abandonados.

bnaj