Martes 29 de Noviembre 2022
TENDENCIA EN REDES

Video: Youtuber quería comer gratis en restaurante y estalló cuando le pidieron que pagara

En redes sociales se ha viralizado el caso de un youtuber que amenazó al personal de un restaurante luego de que le pidieron pagar por lo que había consumido.

El youtuber no quiso pagar la cuenta en el restaurante al que fue.Créditos: Freepik
Por
Escrito en TENDENCIAS el

El mundo de las redes sociales ha provocado el surgimiento de millones de influencers, los cuales se han visto involucrados en diferentes polémicas, como es el caso de un youtuber que llegó a un restaurante, pidió comida e intentó irse sin pagar, pues, supuestamente, les había hecho promoción. 

Incluso, fue él mismo youtuber, identificado como Borja Escalona, quien publicó el video en el que quedó evidenciado cómo ocurrió la confusión, alegando que él estaba cumpliendo con su trabajo de acudir a lugares y dar sus recomendaciones a cambio de obtener los servicios o productos de manera gratis. 

Los hechos ocurrieron en las calles del municipio de Vigo, en la provincia de Pontevedra, Galicia, donde el youtuber ingresó al restaurante llamado A tapa do barril, especializado en empanadillas rellenas con diferentes guisados. 

El joven colocó su cámara en una barra del lugar, desde la cual también pedía y recibía su orden de comida. Tras dar algunos comentarios sobre el restaurante y con la cámara todavía en función, el joven agradeció la atención e intentó irse, por lo que el personal lo detuvo y le pidió que debía pagar por la comida

YouTuber amenaza a restaurante porque le pidió pagar su comida

El youtuber Borja Escalona se sorprendió cuando el personal del restaurante le dijo que debía pagar 2,3 euros por las empanadas que había consumido, a lo que respondió que había un malentendido, pues entonces él debía haberles cobrado por la promoción que le había hecho al lugar. 

“Espera porque estamos en un problema; porque entonces tengo que cobrarte yo esta promoción que acabamos de hacer”, se le escucha decir al youtuber. Tras unos minutos de dimes y diretes, el joven aceptó pagar no sin antes asegurarles que les llegaría una fractura por sus servicios de promoción 

“Te va a salir un pelín más caro… Les va a llegar una factura de la promoción que acabo de hacer, que son 2.500 euros”, finalizó el youtuber y se marchó. Hasta el momento, se desconoce si el recibo llegó a las manos del personal del restaurante, no obstante, el lugar sí ha respondido a los hechos que se volvieron virales en redes sociales. 

El personal del lugar comentó que ahora han recibido miles de críticas por parte de los seguidores del youtuber. “Cobrar por nuestro trabajo ha supuesto decenas de puntuaciones negativas en nuestro perfil de Google (personas que nunca han comido ni una de nuestras empanadillas) y llamadas a nuestro negocio insultando a nuestro equipo”. 

En redes sociales se volvió viral el caso y se generó todo un debate entre los internautas, pues hubo quienes defendieron al restaurante y otros al youtuber.

mva