GUERRA RUSIA-UCRANIA

Rusia se retira de sitio estratégico en Ucrania y dice que fue “de buena voluntad”; ¿cuál fue la razón?

Los expertos aseguran que evitaron reconocer que le sería imposible mantenerse en dicho lugar sin sufrir el permanente bombardeo de las tropas ucranianas
jueves, 30 de junio de 2022 · 19:10

El ejército ruso anunció este jueves su retirada de la Isla de la Serpiente, un punto clave en el Mar Negro, para facilitar el envío de granos producidos por Ucrania.

Aunque lo expertos aseguran que lo hizo para evitar reconocer que le sería imposible mantenerse en dicho lugar sin sufrir el permanente bombardeo de las tropas ucranianas.

La posición estratégica fue conquistada por Moscú durante los primeros días de la invasión y que fue uno de los principales objetivos de las fuerzas de Volodímir Zelenski durante las últimas semanas.

“El 30 de junio, en señal de buena voluntad, las fuerzas armadas rusas cumplieron los objetivos fijados en la Isla de la Serpiente y retiraron su guarnición allí”, dijo el portavoz del ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov. 

Rusia quiere sembrar la idea de que esa “buena voluntad” se debe a los pedidos internacionales para permitir el paso de buques de carga ucranianos con producción agrícola local y así facilitar el acceso a los alimentos de millones de personas en el mundo.

La isla, enclavada a 45 kilómetros de la costa en el Mar Negro, era una posición clave para el Kremlin en su afán por tomar el control del sur de Ucrania.

Suena demasiado sospechoso que Rusia haya renunciado a ella sólo para permitir el paso de barcos con trigo ucraniano porque tener el control de la isla no significaba imposibilitar que los barcos pudieran transitar libremente.

Desde el pasado 20 de junio, Ucrania había incrementado sus ataques de artillería desde tierra. Odessa y las ciudades más al sur del país poseen cañones lo suficientemente poderosos para generar daño constante a los invasores.

Además, esa ciudad portuaria se había armado de manera frenética los últimos meses y mantenía una vigilancia constante sobre sus costas provocando que las probabilidades rusas de una invasión por mar fuera casi imposible. 

La infantería de marina rusa no conseguiría hacerse con sus playas y los costos en vidas y material bélico marítimo serían cuantiosos.

abc