Martes 21 de Mayo 2024
MASACRE EN TEXAS

Salvador Ramos: La triste vida del autor del tiroteo en Uvalde, Texas, que dejó 21 muertos

El joven estudiante de la Uvalde High School baleó a su abuela cuando intentó detenerlo e impedir la masacre

Así era la vida del tirador de la masacre de Uvalde, Texas. Foto: Especial
Por
Escrito en TENDENCIAS el

El tiroteo mortal en una escuela primaria de Uvalde, Texas, ha conmocionado a todo Estados Unidos y muchos aún se preguntan cuáles fueron los motivos de un joven de 18 años para llevar la tragedia a una pequeña comunidad hispana, matando a sangre fría a 19 niños y dos profesoras e hiriendo a docenas más a su paso antes de ser abatido por la policía. 

El autor de la masacre que dejó 21 víctimas fue identidicado como Salvador Ramos, un adolescente que solía asistir a esta institución y que, de acuerdo con testimonios de familiares y amigos, era un joven retraído con un temperamento violento

Víctima de bullying: así era la complicada vida de Salvador Ramos 

De acuerdo con reportes del diario El País, Ramos vivía con sus dos abuelos maternos en una casa de una sola planta a pocos metros de la escuela. Su madre no vivía con ellos, sino en otra parte del pueblo. Sus padres no estaban muy presentes en la vida de Salvador, por lo que sus abuelos se hacían cargo de él.

“Era calladito”, contó un padre de familia cuyo hijo estudiaba en el mismo instituto que Ramos. Según explicó, él era “buena gente”, pero víctima de bullying en el colegio: “Mi hijo me dice que conoce a un muchacho al que le gustaba pegarle”, aseguró. 

Durante la primaria y la secundaria, Ramos vivió acoso escolar por tener un tartamudeo y un fuerte ceceo, dijeron amigos y familiares, por esta razón tenía dificultades para hacer amistades y entablar relaciones con otras personas. 

Stephen García, que se consideraba el mejor amigo de Ramos en octavo grado, dijo que Ramos no lo tenía fácil en la escuela. “Le acosaban mucho", explicó García. “Por las redes sociales, por los juegos, por todo”.

Ramos vestía chaleco antibalas y estaba armado con una pistola y un rifle. Foto: Instagram 

Otro antiguo amigo de Ramos, de nombre Santos Valdez Jr., también de 18 años, dijo que lo conoció desde los primeros años de la escuela primaria. Eran amigos, afirmó, hasta que el comportamiento del joven empezó a cambiar.

Una vez, contó Valdez, Ramos se detuvo en un parque donde a menudo jugaban al baloncesto y tenía cortes en toda la cara. Primero dijo que un gato le había arañado la cara.

“Luego me dijo la verdad, que se había cortado la cara con cuchillos una y otra vez”, detalló Valdez. “Le dije: ‘Estás loco, hermano, ¿por qué harías eso?”. Ramos dijo que lo hacía por diversión, recordó. 

La mayoría de las víctimas tenían edades entre los 10 y 11 años. Foto: Reuters

Una relación rota con su madre 

Su prima, Mia, quien vio cómo se burlaban de él en la escuela, dijo que no Ramos no era una persona muy social después de haber sido intimidado por su tartamudez y que simplemente creía que el joven ya no se sentía cómodo en el colegio. 

La relación con su madre tampoco era buena. Hace dos meses el joven publicó en sus histoias de Instagram una pelea con ella en la que presuntamente quería echarlo de su casa. Sus vecinos y compañeros del instituto aseguran que tenía una vida bastante dura con ella y que su madre consumía drogas

En los últimos meses, Ramos empezó a compartir fotografías de armas grandes en sus redes sociales y según el relato de las autoridades, el joven habría discutido con su abuela antes de cometer el crimen, pues la mujer sabía de sus intenciones e intentó detenerlo. Ramos entonces disparó contra su abuela de 66 años, quien fue trasladada a un hospital de San Antonio y se encuentra en estado crítico. 

“Creo que necesitaba ayuda mental. Y un mayor acercamiento con su familia. Y amor”, dijo una de sus amistades Stephen García. "Nunca esperé que hiciera daño a la gente”.

Con información de El País y The Washington Post