TENDENCIAS DE LA REALEZA

¿Nuevo fracaso para los duques de Sussex? Renuncia secretaria de prensa de la Fundación Archewell

Toya Holness fue descrita anteriormente como "la sombra de Meghan" debido a que utilizaba atuendos similares a los de la duquesa
domingo, 22 de mayo de 2022 · 22:13

El príncipe Harry y Meghan Markle perdieron otra asistente clave, tras la renuncia de la secretaria de prensa global de la pareja en la Fundación Archewell, Toya Holness.

Holness renunció como la principal asistente de relaciones públicas de la pareja en ambos lados del Atlántico, quien anteriormente fue descrita como "la sombra de Meghan" debido a que utilizaba atuendos similares a los de la duquesa.

La exjugadora de fútbol había sido parte de un pequeño grupo que hablaba todos los días con Harry y Meghan, pero ahora se sabe que se separó de la pareja, según lo publicado en The Sunday Times.

Se dice que "quiso salir" después de descubrir que "tenía que cumplir con muchas funciones para la pareja", según lo dicho por fuentes internas.

Harry y Meghan han sido perseguidos por la partida de sus principales asesores, desde su boda en mayo de 2018, incluidos secretarios privados, personal de comunicaciones, un oficial de protección personal y el director ejecutivo de la iniciativa de turismo sostenible de Harry, Travalyst.

La secretaria principal de comunicaciones, Katrina McKeever, un punto de enlace para la familia de Meghan durante los primeros meses de la relación de la pareja, dejó silenciosamente su oficina de prensa en septiembre de 2018.

Dos meses después, la asistente personal de Meghan, Melissa Toubati, dejó su trabajo después de que la duquesa la "dejó llorando con sus demandas".

En enero de 2019, una oficial de protección real también renunció a su trabajo como principal guardaespaldas de Meghan. El oficial, que no ha sido nombrado por razones de seguridad, había sido jefe de seguridad de Meghan y Harry durante menos de un año cuando dejó el cargo.

En aquel momento, un portavoz de Scotland Yard dijo: "Es por razones personales y absolutamente nada que ver con el duque o la duquesa, quienes están muy decepcionados por perderlo".

En marzo de 2019, se anunció que la secretaria privada adjunta de Meghan, Amy Pickerill, dejaría su cargo luego del nacimiento de Archie en mayo.

Meghan describió la pérdida como "muy triste", y las fuentes insistieron en que la separación fue amistosa porque Pickerill decidió mudarse al extranjero.

Ese mismo mes, Jason Knauf renunció a su cargo principal como secretario de comunicaciones tanto de los Sussex como de los Cambridge para convertirse en el director ejecutivo de The Royal Foundation of The Duke and Duchess of Cambridge. 

La asistente real durante mucho tiempo y exsecretaria privada de la reina Samantha Cohen dejó su cargo en diciembre de 2018. La Sra. Cohen renunció y tomó un trabajo voluntario con Cool Earth, una organización que tiene como objetivo detener la deforestación tropical.

Natalie Campbell, quien fue anunciada como la gran contratación de Harry y Meghan para dirigir su fundación, se fue para convertirse en directora ejecutiva de la compañía de agua Belu.

La directora de comunicaciones de los Sussex, Sara Latham, fue despedida cuando la pareja decidió irse del Reino Unido a California.

Por su parte, Heather Wong, quien trabajó como secretaria privada adjunta del duque de Sussex en el Palacio de Kensington durante tres años antes de que Harry y Meghan dejaran la familia real, dejó su cargo como directora ejecutiva de Travalyst en marzo del año pasado.

La partida de Holness, esta semana, se produce cuando la fecha de publicación de las memorias de Harry sigue siendo un misterio.

La autobiografía, que está "programada tentativamente" para su publicación a finales de este año, promete ser "un relato de primera mano de mi vida que es preciso y totalmente veraz".

Se espera que muestre sus recuerdos de su madre Diana, princesa de Gales, y la ruptura del matrimonio de sus padres. Pero la semana pasada, la editorial Penguin Random House no pudo proporcionar una fecha para su lanzamiento.

Sin embargo, es probable que el retraso sea bienvenido en medio de los temores de que el regreso de Meghan y Harry al Reino Unido corra el riesgo de convertirse en el "foco de atención" del Jubileo de Platino de la reina.

A principios de este mes, se dijo que la pareja, así como el duque de York, no serían invitados al balcón para Trooping the Colour, el comienzo espectacular de el largo fin de semana de celebraciones de la reina Isabel II.

Solo 18 minutos después, los desafiantes Sussex revelaron en un tuit a través de su amigo y periodista Omid Scobie que volarían desde California, con Archie y Lilibet, para los eventos que marcan los 70 años de la monarca en el trono.

Esta noche hubo advertencias de que la mera presencia de la pareja en el Reino Unido amenaza con eclipsar las festividades de su majestad. Sin embargo, Scobie también afirmó que la pareja nunca quiso aparecer en el balcón del Palacio de Buckingham, pero que a pesar de ello, la pareja está "muy interesada" en ser parte de las celebraciones de Acción de Gracias en la Catedral de San Pablo.

abc

Otras Noticias