USA

¿A qué se debe la escasez de fórmulas lácteas para bebés en Estados Unidos?

Muchas de las principales marcas de este producto han desaparecido de estantes de farmacias y supermercados
miércoles, 11 de mayo de 2022 · 15:37

Estados Unidos está experimentando una escasez de fórmula láctea para bebés debido a problemas en las cadenas de suministro y a una retirada masiva de productos por motivos de seguridad. Muchas de las principales marcas de este producto han desaparecido de los estantes de farmacias y supermercados provocando dificultades en los padres de familia que tienen en casa a niños lactantes.

El desabasto se vio agravado por el retiro de estos productos realizado por la compañía Abbott, que en febrero se vio obligada a cerrar su mayor planta de producción de fórmula láctea en Estados Unidos por motivos de contaminación.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el lunes que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) trabajaba contrarreloj para hacer frente a cualquier posible escasez, y que trataría de agilizar las importaciones de fórmula infantil extranjera para aumentar el suministro.

Por su parte, la FDA dijo que trabaja con otros fabricantes de Estados Unidos para aumentar su producción y agiliza los trámites necesarios para permitir más importaciones.

Por el momento, pediatras y trabajadores de la salud recomiendan que los padres que no puedan encontrar leche de fórmula se pongan en contacto con los bancos de alimentos o consultorios médicos.

“Para los bebés que no reciben leche materna, las fórmulas son su único alimento”, explica el doctor Steven Abrams, de la Universidad de Texas, campus Austin. “Así que tienen que contener todos los nutrientes y, además, estar bien preparadas para que sean seguras para los bebés más pequeños”.

Datasembly, una empresa de análisis de datos, reveló que más de la mitad de los estados de Estados Unidos registran tasas de falta de existencias de entre el 40% y el 50%.

La fórmula láctea es particularmente vulnerable a desabastos porque un pequeño grupo de empresas proveen casi todos los suministros de Estados Unidos. Ejecutivos del sector señalan que la reducción en el abastecimiento comenzó el año pasado, cuando la pandemia del covid-19 provocó alteraciones en el suministro de los ingredientes, en la fuerza laboral y en el transporte.

Después, en febrero, Abbott retiró varias marcas importantes y cerró su fábrica en Sturgis, Michigan, cuando funcionarios federales concluyeron que cuatro bebés sufrieron infecciones bacterianas después de consumir fórmula de la instalación. Dos de los infantes murieron.

abc

Otras Noticias