Millonarios

Bill Gates: el atributo de Steve Jobs que le hubiera encantado tener al fundador de Microsoft

"Ojalá pudiera ser tan mágico como él"
miércoles, 2 de marzo de 2022 · 18:17

El empresario multimillonario Bill Gates ha evitado durante toda su vida criticar a quien fuera uno de sus mayores rivales en la carrera tecnológica del siglo XX, Steve Jobs.

Son muchos los que se preguntan si Gates realmente odiaba a Jobs o si había algún tipo de admiración, a pesar de que compitieran en su área laboral.

Hace unos años, Gates confesó durante una entrevista con el Wall Street Journal que admiraba la habilidad que tenía el fundador de Apple para hablar frente a la gente.

"Yo no soy un predicador. He aprendido un poco a hablar en público. He llegado a un nivel aceptable en cierto sentido, pero Jobs podía fascinar a las personas por completo que se encontraban en el auditorio. Ojalá pudiera ser tan mágico como él porque tengo causas que de alguna manera son más impactantes y necesito asegurarme de que no se ignoren", aseguró.

Esas causas a las que se refiere el fundador de Microsoft tienen que ver con temas que atañen al mundo como el cambio climático, la pobreza extrema o el contagio de ciertas enfermedades, iniciativas en las que lleva años involucrado.

"Algunas cosas, como erradicar la polio, son inherentemente inspiradoras. La gente quiere tener algún centro moral, participar en algo que vaya más allá del tamaño de su cheque", dijo.

Una mente que no se detiene

A pesar de que Gates está dedicado la mayor parte del tiempo a las causas benéficas, hace apenas unos días predijo la tecnología con la que, según él, serán reemplazados los celulares.

Se trata de un tatuaje electrónico que está siendo creado por la empresa Chaotic Moon Studios, una compañía dedicada al desarrollo de software y diseño tecnológico.

Este dispositivo podrá medir y detectar los valores médicos de una persona con ayuda de la biotecnología. También permitirá llamar, enviar mensajes, consultar su ubicación en tiempo real y su información de tarjetas de crédito con la ayuda de una tinta temporal que tendrían en el brazo.

El multimillonario estadounidense vio en este descubrimiento una oportunidad de inversión y ahora se están llevando a cabo estudios más avanzados.

ABC