Martes 29 de Noviembre 2022
SEXUALIDAD

Del beso arcoíris al beso negro: qué son y cuáles son los riesgos de estas prácticas

¿Que sabemos de estos atrevidos besos y cómo puedes practicarlos de forma segura? Aquí te contamos

¿Cuáles son los riesgos de practicar los besos negros y arcoíris? Créditos: Getty Images
Por
Escrito en TENDENCIAS el

¿Alguna vez has escuchado hablar de los términos beso de arcoíris y beso negro? Y no, no se trata de ningún postre, cóctel o un nuevo estilo de maquillaje, sino de dos prácticas sexuales, un tanto polémicas, al grado de seguir representando un tabú.

Y es que así como existe toda una variedad de besos románticos, en la intimidad también podemos encontrar algunos que resultan ser más atrevidos... 

Cuando de sexo se trata, sabemos que no está mal intentar cosas nuevas para darle un giro a la relación o simplemente porque deseas explorar otras sensaciones.

Probar con juegos y nuevas posiciones pueden ser la clave para salir de la rutina y echar a andar las imaginación en esos momentos de pasión; claro, siempre y cuando todo sea consensuado y se practique de forma responsable. 

Estos dos besos de los que te hablamos en particular están más relacionados con el sexo oral. Y así como el blow job y otras practicas sexuales, estos tambíén implican riesgos para la salud que debes tomar en cuenta.

Por ello, aquí te explicamos qué son los besos negros y de arcoíris y cómo puedes protegerte a ti y a tu pareja al momento de llevarlos a cabo. 

¿Qué es exactamente un beso arcoíris? 

El llamado beso arcoíris es una tendencia sexual que se ha popularizado en parejas heterosexuales y que consiste, básicamente, en que dos personas den y reciban sexo oral simultáneamente, lo que conocemos como un 69, pero con el detalle de que esta vez la mujer debe estar en los días de su regla

El acto en sí incluye el intercambio de fluidos corporales -concretamente, sangre menstrual y semen-, pues la finalidad es que cuando lleguen al orgasmo, se besen apasionadamente para fusionar la sangre de ella y el semen de él. 

"El objetivo es llegar al clímax juntos y besarse después, mezclando la sangre menstrual de uno de los miembros de la pareja con el semen del otro (que cada uno habrá guardado en sus bocas) durante el beso", explicó la doctora Staci Tanouye, en entrevista con Women's Health.

Es la combinación de sangre y semen lo que crea el famoso beso arcoíris, sin duda una de las prácticas más radicales de todas y que pocos se atreven a probar. 

Foto: Getty Images

Los riesgos detrás del beso arcoíris 

En cuanto a los riesgos para la salud asociados al beso arcoíris, es importante saber que tener sexo oral sin protección aumenta el riesgo de contraer alguna Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS), por lo que este intercambio de semen y sangre podría convertirse en el caldo de cultivo de muchas enfermedades como: 

  • Herpes bucal
  • Gonorrea
  • Clamidia
  • Virus del Papiloma Humano en la boca
  • Hepatitis B
  • VIH/SIDA

Es por esta razón que los especialistas recomiendan realizar un beso arcoíris tomando sus precauciones y sólo con una pareja de confianza o con alguien que se haya sometido recientemente a pruebas de ETS. De esta manera ambas partes se sentirán más seguros de experimentar esta práctica.  

El beso negro: ¿qué es y cómo practicarlo? 

Por otro lado tenemos el beso negro, también conocido como anilingus, una práctica sexual del que seguramente has escuchado hablar mucho más seguido en comparación del beso arcoíris. 

Se trata del acto sexual mediante el que una persona estimula el ano de otra empleando su boca (labios o lengua) muy similar a la forma en que se haría con un blow job tradicional. Una práctica que, según los sexólogos, puede resultar muy placentera ya que se trata de una zona plagada de terminaciones nerviosas.

De acuerdo con estudio reciente sobre el sexo anal (Prevalence and Correlates of Heterosexual Anal Intercourse among Men and Women, 20 U.S. Cities) en el que participaron más de 12.000 personas heterosexuales, aproximadamente un tercio de ellas declaró haber practicado sexo anal en el último año, mientras que casi la misma cantidad dijo haber practicado sexo anal durante su encuentro sexual más reciente.   

Foto: Getty Images

¿Qué tan seguros son los besos negros? 

Desde luego, al igual que en cualquier otra práctica sexual, la higiene lo es todo, por lo que antes de ponerlo en práctica, es mejor asegurarse de limpiar perfectamente la zona y así evitar en medida de lo posible la transmisión de enfermedades como: 

  • Herpes
  • Gonorrea
  • Verrugas genitales
  • VIH
  • Sífilis
  • Algunas formas de hepatitis A y B

Los médicos también advierten que el ano es un túnel para eliminar los alimentos digeridos, por lo que la materia fecal también puede contener bacterias como la E. Coli y la salmonela, así como cualquier otro parásito que pueda estar en el tracto digestivo.

De igual forma, el beso negro es una práctica que no a todo el mundo le resulta agradable, por lo que antes de llevarlo a cabo es recomendable que lo consultes con tu pareja y procedas a hacerlo de forma segura. 

bnaj