Jueves 15 de Febrero 2024
MUNDO

¿El sexo es malo para el medio ambiente? Turistas desenfrenados estarían afectando así una playa

Los investigadores piden a los turistas abstenerse de realizar esta actividad

Las dunas de la isla de Gran Canaria se ven afectadas por el turismoCréditos: Pixabay
Por
Escrito en TENDENCIAS el

Tener sexo en pleno verano en una playa es algo que muchos podrían considerar como unas vacaciones perfectas, pero los investigadores piensan otra cosa y ahora piden a los turistas de las Islas Canarias, en España, dejar de realizar esta lujuriosa actividad, pues están destruyendo el ecosistema. 

Un nuevo estudio que detalla esta actividad está próximo a publicarse en el Journal of Environmental Management. La investigación detalla que "esas prácticas producen algunos impactos ambientales”, según los expertos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y la Universidad Flinders en Adelaide, Australia.

Bajo el título "Arena, sol, mar y sexo con extraños", la investigación examinó el efecto del "crucero", definido aquí como "encuentros sexuales anónimos, principalmente entre homosexuales", en la Reserva Natural Especial Dunas de Maspalomas. un área de conservación en Gran Canaria.

En el análisis hallaron que esta práctica estaba causando daños a "ocho especies de plantas nativas, tres de las cuales son endémicas".

"Cuanto más grande es el lugar sexual, mayor es la cantidad de personas que lo utilizan, mayor es la probabilidad de que sea un área baja cubierta de vegetación y mayor es la cantidad de desechos", reza la investigación.

Dunas de Maspalomas FOTO: IG ancor_photo_

Desechos destruyen el hábitat

A pesar de que la zona es una meca del turismo gay, los autores "no tenían la intención de criticar las acciones de algunos miembros de la comunidad LGBTI".

“La intención última de este trabajo científico es conocer en detalle aspectos de las dimensiones espacial y ambiental de esta actividad, que puedan ser de utilidad para el manejo de esta área protegida y similares”, según el Dr. García-Romero del Instituto ULPGC. de Oceanografía y Cambio Global, informó The Independent.

Por el contrario, los investigadores señalan que los turistas dañan el medioambiente al pisar la vegetación, quitar las plantas y la arena. 

Incluso, detallan que los desenfrenados visitantes hacen sus propios "nidos", incluso cercados, y tiran desechos como cigarrillos, condones, papel higiénico, toallitas y latas.

También usan las dunas como baño, pues los investigadores encontraron "lugares para orinar y defecar" incluso en zonas restringidas.

"No importa cuál sea la actividad humana, los lugares turísticos costeros populares deben monitorear de cerca las tendencias de la ecología y la erosión", apuntó otro de los investigadores.

Sigue a Heraldo USA en Google News, haz CLIC AQUÍ

CRS