USA

Así puedes pedir ayuda a la Patrulla Fronteriza si te deshidratas por el calor extremo en el desierto

Los agentes en EU cuentan con nuevas tecnologías que han sido muy efectivas para localizar a los migrantes
jueves, 16 de junio de 2022 · 14:42

Los migrantes se exponen a diversos peligros al intentar cruzar la frontera para llegar a Estados Unidos, uno de ellos es resistir el brutal calor del desierto de Texas. Con temperaturas de más de 100 grados y abandonados por los coyotes, los migrantes deben buscar cómo sobrevivir.

De acuerdo con el sheriff del condado de Culberson, Oscar Carrill, en los últimos días sus hombres han encontrado los restos de solo cuatro personas muertas por el calor, muchas menos que las 20 que localizaron el año pasado.

En 2021, Carrillo halló tantos cuerpos que empezó a llevar bolsas mortuorias en su camioneta: "Es una situación terrible, pero hasta ahora hemos rescatado a bastantes personas en peligro gracias a las nuevas herramientas y eso es alentador", dijo.

Según Carillo, las nuevas tecnologías han sido muy efectivas para localizar a estas personas, el sheriff se refiere a lo que la Patrulla Fronteriza llama "multiplicador de fuerzas".

Herramientas

Por ejemplo, docenas de balizas de rescate (localizadores de emergencia) de nueve metros de alto con paneles solares, que pueden ser la salvación para los migrantes que se encuentran perdidos y necesitan ayuda, han sido colocados a lo largo de la frontera.

Este año se instalaron más localizadores de emergencia con más tecnología en los sectores de El Paso y Big Bend, incluido el condado de Culberson, ubicado en una de las zonas más peligrosas para los migrantes por su lejanía.

Hay cientos de letreros de metal que tienen grabado un código para que los migrantes llamen al 911 desde sus propios teléfonos celulares y alerten a los agentes de su ubicación.

Las llamadas son trianguladas con otras autoridades, como la oficina del sheriff Carrillo.

También están las "torres de vigilancia autónomas" (AST), que funcionan con energía solar. Estas torres móviles cuentan con un sistema de inteligencia artificial que utiliza imagen térmica, cámaras y radar para determinar si un objeto que se mueve es un animal, un vehículo o una persona.

Cada una de ellas transmite sus coordenadas de ubicación a los agentes de la Patrulla Fronteriza.

Más allá de permitir detectar a personas que cruzan la frontera, las torres de vigilancia "hacen saber a los agentes que hay migrantes en una situación crítica y que necesitan ser restacados", dijo Landon Hutchens, vocero de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) para el Sector El Paso.

El año con más muertes

En el año fiscal 2021 los agentes efectuaron 688 rescates.

En lo que va del año fiscal 2022, que empezó en octubre, los agentes han realizado más de 350 rescates, esto sin contar que todavía no comienzan los días más difíciles del verano, asienta Carlos Rivera, vocero de la Patrulla Fronteriza para el Sector El Paso.

"Exhortamos a los migrantes a acercarse a las balizas o a los letreros metálicos con el 911, que aprieten el botón para pedir ayuda, para que no se expongan a una posible muerte en el desierto", dijo Rivera.

Acotó que es muy pronto para saber con estadísticas qué tan efectivas han sido las nuevas herramientas.

Pero, por referencias anecdóticas, se sabe que se han hecho por lo menos dos rescates gracias a los letreros del 911 y por lo menos cinco a que los migrantes presionaron el botón en los localizadores de emergencia.

La Organización Internacional de Migraciones, una dependencia de las Naciones Unidas con sede en Suiza, concluyó que 2021 fue un año récord de muertes de migrantes que trataron de cruzar la frontera México-Estados Unidos.

El pasado mes de diciembre la organización informó que como mínimo 650 personas perdieron la vida en la frontera México-Estados Unidos en 2021, el año con más decesos desde que empezó a llevar ese registro en 2014.

Otros peligros

El calor extremo es solo uno de los peligros mortales que enfrentan los migrantes en su arriesgada travesía hacia el norte.

Los migrantes también se están ahogando en los canales de irrigación, que van llenos en esta época del año porque el agua ha sido liberada de la presa Elephant Butte en Nuevo México hacia el río Grande, de donde se distribuye a una red de acequias a lo largo de la frontera.

En una sola semana de junio, por lo menos tres cadáveres fueron recuperados en la frontera de El Paso, mientras que varias personas más fueron rescatadas.

El FBI y otras corporaciones están intensificando los llamados al público para que reporte cualquier actividad sospechosa en sus inmediaciones que pudiera indicar la existencia de una "casa de seguridad", ya que un mayor número de migrantes están siendo retenidos a cambio de un rescate en la región de El Paso.

El FBI, la Patrulla Fronteriza y el Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) recientemente rescataron a 14 migrantes indocumentados que estaban retenidos en casas de seguridad contra su voluntad en la región de El Paso.

En total, 65 víctimas han sido rescatadas desde febrero, refirió el agente especial a cargo Jeffrey R. Downey, quien hizo un exhorto a la comunidad a denunciar y ayudar a "erradicar este crimen y a proteger a la población vulnerable".

Con información de Al Día Dallas.