Migración

"La dejaron colgada": Coyotes abandonan a migrante mexicana que murió al tratar de cruzar el muro fronterizo

Esta era la segunda vez que Griselda Verduzco intentaba pasar del otro del muro en busca del sueño americano
lunes, 18 de abril de 2022 · 17:34

Una mamá y migrante mexicana murió al intentar cruzar de México hacia los Estados Unidos en la frontera de Arizona. Su nombre era Griselda Verduzco Armenta, de 32 años, quien intentaba alcanzar el sueño americano para poder cuidar de sus dos hijas pequeñas.  

Sin embargo, su travesía terminó en tragedia cuando la mujer cayó desde lo alto del muro fronterizo y se enredó accidentalmente en un arnés que utilizaba para escalar la barrera. Según los autoridades, los traficantes de personas, también conocidos como “coyotes”, la dejaron atrás, por lo que Griselda se asfixió mientras colgaba boca abajo.

El lamentable suceso ocurrió el pasado 11 de abril en la ciudad de Douglas, Arizona, donde la Oficina del alguacil del condado de Cochise emitió un comunicado después de hallar el cuerpo de Verduzco. Su reporte ilustra la dramática situación a la que se enfrentan los migrantes al emprender el viaje a través de la frontera entre México y Estados Unidos . 

Verduzco, originaria de Ahome, en el estado de Sinaloa, había logrado subir hasta la parte superior de la barrera, que mide unos 30 pies (9.1 metros) de altura, pero cuando intentaba lograr alcanzar el suelo del lado de estadounidense, se enredó con el arnés y quedó atrapada boca abajo, posición en la que quedó durante "un significativo periodo de tiempo". 

Según los detalles difundidos por las autoridades de Cochise, sus acompañantes intentaron ayudarla a bajar, pero no lo consiguieron, por lo que la mujer quedó atrapada durante un largo rato hasta que finalmente perdió la conciencia.

La mujer tenía dos hijas pequeñas, según confirmó una de sus familiares. Foto: AP

Fue entonces que agentes fronterizos la encontraron después de que fueron alertados por policías mexicanos al otro lado del muro. La trasladaron a un hospital pero todo fue inútil: Griselda perdió la vida poco después.

Una de sus familiares confirmó al Consulado de México que Verduzco tenía dos hijas, la menor de apenas un año y la más grande nueve. La mujer, identificada por Telemundo como su prima, contó que Griselda ya había tratado de cruzar a Estados Unidos anteriormente, llamándolo su “sueño obstinado”, pues lo único que quería era brindarle un futuro mejor a sus niñas.

La prima de la migrante fallecido agregó que los "coyotes" intentaron bajarla, pero al final no pudieron. 

“Y, bueno, la dejaron allí por su propia seguridad, también, creo, para que no los arrestaran. Y la dejaron allí colgada, todavía estaba viva”.

El cónsul de México en Douglas, Ricardo Pineda Albarrán, condenó a quienes pretenden ayudar a las personas a cruzar la frontera de Estados Unidos a cambio de una tarifa.

“Engañaron a esta mujer y a su grupo de que estaban a salvo”, dijo Pineda, quien se encuentra trabajando con la familia de Verduzco para devolver sus restos a México. 

De acuerdo con cifras de la Organización Internacional para las Migraciones, 650 personas murieron el año pasado tratando de cruzar la frontera México-EE.UU. Apenas el pasado 1 de abril, dos migrantes cayeron de la barrera fronteriza cerca de Clint, Texas. Los socorristas los trasladaron a un hospital en El Paso, pero uno de ellos falleció ahí mismo el 5 de abril.

Con información de Telemundo y Univisión 

bnaj