USA

Green Card: Desmantelan red que arreglaba matrimonios falsos para obtener la ciudadanía

Los acusados cobraban entre 20 mil y 30 mil dólares para las aplicaciones y documentos que llevaran a los inmigrantes a obtener la green card
martes, 12 de abril de 2022 · 15:09

Las autoridades federales acusaron a once residentes de dirigir una agencia de fraude matrimonial que arregló cientos de matrimonios falsos para ayudar a los extranjeros a obtener la "Green Card", informó el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

La agencia presuntamente presentaba peticiones migratorias para realizar matrimonios falsos. Para realizar las transacciones los acusados cobraban entre 20 mil y 30 mil dólares para las aplicaciones y documentos que llevaran a los inmigrantes a obtener la green card.

Entre octubre de 2016 y marzo de 2022 se realizaron al menos 400 matrimonios falsos, según la acusación. Ocho de los acusados fueron arrestados este jueves en Los Ángeles.

Las personas involucradas fueron acusadas de conspiración para cometer matrimonio y fraude de documentos de inmigración. Los cargos pueden conllevar una sentencia de hasta cinco años de prisión, tres años de libertad supervisada y una multa de 250 mil dólares.

"El fraude matrimonial es un delito grave que amenaza la integridad del sistema de inmigración legal de nuestra nación", dijo el Lcdo. dijo Rachael S. Rollins en un comunicado. "La supuesta explotación de este sistema por parte de estos acusados con fines de lucro es una afrenta a la tradición de nuestra nación de dar la bienvenida a inmigrantes y posibles ciudadanos", agregó. 

¿Quiénes eran los operadores?

Marcialito Biol Benítez, de 48 años, ciudadano filipino que vive en Los Ángeles operaba la agencia desde sus oficinas en Los Ángeles. 

Empleó a Engilbert Ulan, de 39 años; Niño Reyes Valmeo, 45; Harold Poquita, 30; y Juanita Pacson, de 45 años. El equipo ayudó a organizar los matrimonios y presentar documentos fraudulentos, incluidas declaraciones de impuestos falsas. Todos son ciudadanos filipinos que viven en Los Ángeles.

Devon Hammer, de 26 años; Tamia Duckett, 25; Karina Santos, 24; y Casey Loya, de 33. Estos se desempeñaron como intermediarios que reclutaron a ciudadanos estadounidenses dispuestos a casarse con clientes a cambio de una tarifa y pagos mensuales del cliente hasta que obtuvieron sus permisos. 

Además, Felipe Capindo David, de 49 años, ciudadano filipino que vive en Los Ángeles, y Peterson Souza, de 34 años, ciudadano brasileño en Anaheim, presuntamente ayudaron a derivar posibles clientes a la agencia por una comisión de alrededor de 2 mil dólares por recomendación. 

Clientes extranjeros y cónyuges posan para fotos en bodas que son farsas diseñadas para manipular la ley de inmigración
 

¿Cómo funcionaba? 

Después de asegurar cónyuges ciudadanos estadounidenses para sus clientes, Benítez y su personal supuestamente organizaron ceremonias de boda falsas realizadas por oficiantes en línea contratados, tomando fotos frente a las decoraciones de utilería. 

"Organizaron ceremonias de boda falsas en capillas, parques y otros lugares, celebradas por personas que contrataban en línea", se lee en el comunicado.

Posteriormente, las fotos se enviarían como parte de peticiones de inmigración fraudulentas basadas en el matrimonio a los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EU (USCIS).

La agencia de Benítez supuestamente entrenó a clientes y cónyuges en entrevistas de inmigración y cómo mantener la apariencia de un matrimonio legítimo. 

Ocho de los 11 acusados fueron arrestados en California e hicieron sus comparecencias iniciales ante el tribunal en el Distrito Central de California el jueves. 

Uno de sus clientes extranjeros vivía en Massachusetts, por lo que comparecerá en una corte federal en Boston en una fecha posterior.