México

¿Quiénes eran 'El Gallo' y 'El Morita', los sacerdotes jesuitas asesinados en Chihuahua?

El tema sobre el asesinato de dos padres jesuitas en Ceracahui, Chihuahua, ha sido retomado por diversos medios internacionales e incluso difundido por el mismo Vaticano.
martes, 21 de junio de 2022 · 14:31

La Compañía de Jesús en México envió un mensaje al Vaticano para expresar su preocupación por “el contexto de violencia que vive este país” y tras el asesinato de dos padres jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora, en Cerocahui, Chihuahua, México. Fragmentos de la misiva fueron difundidos en el portal oficial de la Santa Sede.

La violencia ha plagado las montañas tarahumaras durante años. La región escarpada y cubierta de pinos es el hogar del grupo indígena del mismo nombre. Cerocahui está cerca de un punto donde el estado de Chihuahua se encuentra con Sonora y Sinaloa; importante región productora de drogas.

El prepósito Provincial de la Compañía de Jesús en México, Luis Gerardo Madrid, líder de miembros comúnmente conocidos como jesuitas, explicó el fallecimiento de los dos padres jesuitas “luego de intentar defender a un hombre que buscaba refugio en el tempo y que era perseguido por una persona armada”.

El prepósito Provincial agregó que además de los padres asesinados, Javier Campos Morales ‘El Gallo’ y Joaquín César Mora Salazar ‘El Morita’, se colabora con las autoridades locales para brindar seguridad a otros miembros de la Compañía. Revelaron concretamente el nombre de los jesuitas:

  • Esteban Cornejo
  • Jesús Reyes
  • Jesús Zaglul

El Prepósito General de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa, también expresó su dolor al enterarse del asesinato de Javier Campos y Joaquín César en México.

"Estoy conmocionado y triste por esta noticia. Mis pensamientos y oraciones están con los jesuitas en México y con las familias de los hombres. Tenemos que poner fin a la violencia en nuestro mundo y a tanto sufrimiento innecesario".

Posibles sospechosos

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo durante su conferencia de prensa del 21 de junio que el hombre perseguido, y que buscó apoyo de los dos padres jesuitas, también fue abatido.

López Obrador dijo que se tiene información sobre posibles sospechosos de los asesinatos y que la zona tiene una fuerte presencia del crimen organizado.

En un comunicado, la Diócesis Tarahumara dijo en comunicado que “los sicarios, no contentos con asesinarlos, se han llevado sus cuerpos…Dejando una estela de dolor, tristeza e indignación entre todos los que queremos llorarlos”.

mva