Martes 29 de Noviembre 2022
REALEZA

Reyes y princesas que renunciaron a su título por amor: FOTOS

Hay quien no puede adaptarse a los peculiares rigores de la realeza, como algunos de los miembros que te presentamos

Créditos: Getty Images
Por
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Pertenecer a la realeza tiene grandes ventajas, sin embargo, las estrictas reglas y protocolos a seguir pueden ser muy exhaustos para algunos de los integrantes. 

Los miembros de las familias reales de todo el mundo deben llevar su vida protocolos como dietas, códigos de vestimenta y demostraciones de afecto públicas.

Asimismo no tiene permitido relacionarse con cualquier persona que no cumpla con los estándares establecidos por ellos, pues la autoridad de la monarquía depende de la estabilidad de sus matrimonios y de la solidez de la familia real. 

Hay quien simplemente no puede o no quiere adaptarse a los peculiares rigores de la vida en el entorno de la monarquía, como algunos de los miembros que te presentamos a continuación.

Príncipe Harry 

El duque de Sussex sorprendió en el 2020 al anunciar que renunciaba a representar a la familia real británica y a los cargos que se le habían asignado y así poder vivir en paz y felicidad con su esposa Meghan Markle y sus hijos Archie y Lilibet.

Sin duda alguna la decisión del hijo menor de Lady Di y el rey Carlos III, generó polémica y miles de comentarios.

Harry y Meghan decidieron dejar de utilizar el título de Su Alteza Real, así como percibir fondos públicos del presupuesto soberano que distribuye la reina Isabel II, compromisos reales.

Príncipe Harry y Meghan Markle (Getty Images)

Princesa Sayako de Japón

Sayako, la hija menor de los que fueran emperadores de Japón, Akihito y Michiko, renunció a sus títulos por amor. En 2005 decidió casarse con el funcionario municipal y urbanista Yoshiki Kuroda. En su fiesta de compromiso comunicó que abandonaría la casa imperial, su título de alteza y sus obligaciones. 

Princesa Sayako y Yoshiki Kuroda (Getty Images)

Friso de Holanda

Se enfrentó al Gobierno y a su madre, la reina Beatriz, para casarse con Mabel Wisse, una mujer que podría haber ejercido de espía para los servicios secretos holandeses en los años noventa. Se casaron en 2004, él renunció a su puesto en la línea sucesoria y se mudaron a Londres.

Lo que realmente molestó al parlamento fueron las relaciones de Wisse con el narcotraficante Klaas Bruinsma.

Friso falleció en 2013 a causa de las lesiones que le provocó un accidente de esquí. Su viuda hoy mantiene una relación cordial con su familia política y su título de princesa.

Friso y  Mabel Wisse (Getty Images)

Eduardo VIII del Reino Unido

Fue uno de los escándalos de la primera mitad del siglo XX. Un amor que ha aparecido en libros, películas, series. En 1936, solo 325 días después de ascender al trono, el rey Eduardo VIII leyó su renuncia en directo en la BBC

Su decisión de proponerle matrimonio a Wallis Simpson, estadounidense y dos veces divorciada, lo llevó a abdicar y fue sucedido por su hermano menor, padre de la fallecida reina Isabel II.

Eduardo VIII y Wallis Simpson (Getty Images)

La princesa Mako de Japón

La nieta mayor de Akihito (hija de Fumihito) siguió los pasos de su tía Sayako y el año pasado renunció a sus títulos por amor. 

Mako se casó con Kei Komuro, un compañero de universidad sin sangre real en sus venas. Según la ley japonesa, los miembros femeninos de la familia imperial pierden su posición si se casan con un "plebeyo".

Princesa Mako y Kei Komuro (Getty Images)