Realeza

Los 5 miembros de la realeza que renunciaron a su título por amor (y nunca se arrepintieron)

Ellos desafiaron a sus respectivas coronas y se declararon completamente enamorados
domingo, 8 de mayo de 2022 · 18:12

Encontrar a tu media naranja en esta vida es más importante que cualquier título y riqueza y eso lo saben muy bien estas parejas de "royals" que prefirieron abandonarlo todo en el nombre del amor

El príncipe Harry y Meghan Markle no fueron los primeros (y seguramente tampoco serán los últimos) en renunciar a sus privilegios y a su título para llevar una vida lejos de las imposiciones de la corona. Otros miembros de la realeza se declararon locamente enamorados y optaron por vivir una vida más sencilla, algunos de ellos incluso pagando sus impuestos y sin recibir un centavo de sus respectivas familias. 

Si todavía los conoces, aquí te dejamos las historias más polémicas. 

Marta Luisa de Noruega y Ari Behn

La princesa Marta Luisa de Noruega, hija del rey Harald, se enamoró perdidamente del escritor Ari Behn, con el que se casó en mayo de 2002 en medio de la polémica, pues no solo la obligó a renunciar a su título de princesa, sino que también empezó a pagar sus impuestos. Ella y su entonces comenzaron un negocio juntos y tuvieron tres hijas, sin embargo Behn se quitó la vida el 25 de diciembre de 2019. 

Foto: Europa Press

La princesa Sayako de Japón 

La princesa japonesa Sayako, hija menor de los emperadores de Japón, Akihito y Michiko, renunció a sus derechos dinásticos en 2005 al comprometerse con Yoshiki Kuroda, un funcionario municipal y urbanista. Y es que según las leyes de realiza nipona, las mujeres pierden sus privilegios si contraen matrimonio con alguien sin sangre azul, algo que no sucede con los varones. Así fue como Sayako anunció que abandonaba la casa imperial, su título de alteza y sus obligaciones. 

Foto: Getty Images

Eduardo VIII y Wallis Simpson

En uno de los escándalos más sonados de la corona británica, el tío de la reina Isabel II de Inglaterra, Eduardo VIII, abdicó a favor de su hermano menor, Jorge VI, para poder casarse con su eterna enamorada, Wallis Simpson, una mujer divorciada con la que no le permitían casarse de acuerdo con las reglas de la casa real. En 1936, solo 325 días después de ascender al trono, el rey Eduardo VIII leyó su renuncia en directo a través de la BBC.  

Foto: Getty Images

El príncipe Friso de Holanda 

En una trama de película, el hermano del rey Guillermo de Holanda se enfrentó al gobierno y a su madre (la entonces reina Beatriz) para casarse con Mabel Wisse, una polémica mujer que podría haber sido espía para los servicios secretos holandeses en los años noventa, y quien, además, habría tenido relación con el narcotraficante Klaas Bruinsma. Se casaron en 2004 y él renunció a su puesto en la línea sucesoria. Se mudaron a Londres, pero lamentablemente Friso falleció en 2013 a causa de las lesiones que le provocó un accidente de esquí. 

Foto: Getty Images

Alexandra de Dinamarca y Martin Jörgesen

Uno de los acontecimientos que impactó a Dinamarca en el año 2007 fue la primera renuncia de un miembro dentro de la Casa Real danesa. La condesa Alexandra de Dinamarca anunció su segundo matrimonio, pero ahora con el fotógrafo Martin Jörgensen (con quien ya llevaba un año de relación). Esto no solo le costó el título de Alteza Real, sino también sus privilegios de royal (como no tener que pagar impuestos).

Foto: Getty Images

bnaj