Famosos

¿No más conciertos? Ángela Aguilar confirma que padece este problema de salud después de cantar

La menor de la dinastía Aguilar reveló que debe poner el mayor esfuerzo posible para no terminar desmayandose en el escenario
lunes, 30 de mayo de 2022 · 17:50

La cantante mexicana Ángela Aguilar confirmó que sufre de un problema de salud cada vez que termina de cantar y baja de los escenarios. Según explicó la joven de 18 años, esto le ocurre en cada una de sus presentaciones o conciertos, por lo que muchos de sus fanáticos se preguntan si esto podría poner en peligro su carrera musical. 

La intérprete hizo estas revelaciones en un video de YouTube publicado en el canal de su papá, Pepe Aguilar, quien tiene un blog para hablar de sus vivencias como padre y artista, así como compartir sus giras y viajes por el mundo.

Y es que según explicó la joven artista, debe tener cuidado con lo que toma antes y después después de cantar, pues su salud podría estar en riesgo debido al esfuerzo. 

¿Qué es lo afecta el estado de salud de Ángela Aguilar?

En una de las emisiones realizadas por Pepe Aguilar, Ángela comentó que al culminar sus conciertos suele recurrir al consumo de bebidas azucaradas, pues casi siempre experimenta un bajón de energía. Y es que no olvidemos que la artista además de cantar ante miles de personas, también tiene varios de cambios de ropa, por lo que al final termina agotada y con algunos malestares. 

"Como que se me baja la presión muy seguido después de cantar y a veces mientras canto me tengo que tomar algo con azúcar", dijo la cantante, quien añadió que bebe desde un refresco o bebidas energizantes para hidratar el cuerpo. 

Para su preparación en backstage previo a cualquier show, Ángela señaló que prefiere no comer nada antes de un concierto porque puede afectar su voz, pero lo que sí toma es agua caliente con limón, además de alguna bebida azúcarada cuando siente alguna baja de presión. 

Lo que la joven intérprete podría padecer es de hipotensión o presión arterial baja, es decir, el cuerpo no recibe la suficiente sangre pues bombea muy lento, lo que suele provocar mareos y desmayos. 

Según menciona la Clínica Mayo, esta condición no representa ningún peligro si se mantiene controlada, pero en algunos casos podría ser más grave.

Los síntomas podrían incluir mareos, aturdimiento, desmayos, visión borrosa, nauseas, fatiga o falta de concentración.  

  bnaj