Miércoles 22 de Mayo 2024
TENDENCIAS DE LA REALEZA

Lady Di: Las 7 veces en que la princesa de Gales desafió a la reina Isabel II

La princesa de Gales siempre se caracterizó por ser diferente al resto de los integrantes de la familia real británica

Estas son las siete veces que la princesa Diana desafió a la reina Isabel IICréditos: Especial
Por
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

La princesa Diana de Gales siempre se caracterizó por ser diferente a los personajes que integraban la familia real británica cuando formaba parte de ella.

Además de destacar su labor humanitaria y su acercamiento a los más necesitados, se saltó en protocolo en numerosas ocasiones, lo que provocaba el nerviosismo de la reina Isabel II.

Son muchos los autores que han escrito sobre esos momentos, pero nosotros te mostraremos siete momentos clave en los que Lady Di desafió a la monarca británica que este año cumple 70 años en el trono.

Se negó a prometer sometimiento a su marido

La mayoría de los novios de la realeza usaban votos que ya estaban escritos y que eran supervisados con anterioridad, sin embargo Lady Diana se negó a leer la parte en la que las mujeres prometían obedecer a sus esposos en todo momento. En aquel entonces, fue una decisión que dio mucho qué hablar, porque ocurrió en una época donde el machismo estaba más presente que en la actualidad.

Foto: Especial

Eligió su propio anillo de compromiso

La realeza británica exige que los anillos de compromiso de cada novia deben ser personalizados y hechos a la medida. Sin embargo, Diana, a sus 19 años, eligió su propio anillo de un catálogo de la colección de la joyería Garrard. Lo hizo, sin importarle lo escandaloso que podría resultar.

Foto: Especial

Defendía la educación pública

La princesa de Gales quiso que sus hijos crecieran y aprendieran como el resto de los niños de su edad. Es común que los niños de la realeza se eduquen en casa o en escuelas privadas de alto nivel social. Pero ella decidió que sus hijos llevarían una vida distinta, por lo que el Príncipe William se convirtió en el primer infante de la monarquía que asistió a una escuela pública.

Foto: Especial

Se opuso a la formalidad

Diana tenía una conexión especial con el pueblo del Reino Unido, no tenía problema en aceptar las flores que le obsequiaban, hablaba con las personas y hasta las abrazaba con completa naturalidad. Pero un detalle que la distinguió del resto de la monarquía fue la forma en que se acercaba a los niños que iban a sus eventos: se agachaba para ponerse a su altura, para que la conversación fuera mucho más fácil y dejó de usar sombreros muy grandes porque le dificultaban abrazar a los menores que la conocían.

Foto: Especial

No usaba guantes

Aunque ahora es completamente normal ver a los royals sin guantes, en aquella época era una tradición portarlos. No obstante, a Lady Di le gustaba darle la mano a las personas que conocía en los eventos y este accesorio, aseguraba, no le permitía hacerlo con naturalidad.

Foto: Especial

Marcó su propio estilo

Cuando visitó Melbourne, Australia, en 1985, utilizó un collar de esmeraldas y diamantes que la reina le había obsequiado en su boda para que la usara como banda para el pelo. Seguramente, a la monarca no le gustó mucho que la esposa de su hijo cambiara la forma de lucir la diadema.

Foto: Especial

Desafío incluso para sentarse

Las reglas de la realeza son tan estrictas que incluso tienen formas estrictas para poder sentarse. Deben hacerlo con las rodillas juntas y pueden cruzar solo un poco los tobillos. Pero Diana sabía que la manera de sentarse no es un gesto realmente importante para las mujeres. Muchas veces se le vio con las piernas cruzadas y en poses cómodas.

Foto: Especial

abc