Jueves 14 de Marzo 2024
USA ESPECTÁCULOS

Julianne Moore y el increíble parecido con su hija Liv Freundlich

Generalmente, los hijos se parecen a sus padres pero en el caso de Julianne Moore y Liv, podrían ser la misma persona

Créditos: Getty Images
Por
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Julianne Moore ha dejado huella en la historia del cine gracias a sus magistrales interpretaciones. La actriz, que destacó gracias a filmes como Las Horas, Boogie Nights o Siempre Alice, que le valió su primer y único Oscar, ha demostrado su indudable talento.

Además de su carrera profesional, la familia que formó junto al director de cine Bart Freundlich, es fundamental en su vida. Ambos se conocieron en 1996 durante el rodaje de la película Volviendo a casa. Entonces ella tenía 35 años y él 26, y el amor entre ambos comenzó a surgir durante el rodaje.

Su primer hijo llegó tan solo un año después de haber empezado su relación sentimental. Caleb nació en 1997, mientras que Liv, su segunda hija, nació en 2002. Sin embargo, Julianne y Bart no decidieron casarse hasta más de un año después del nacimiento de Liv.

Julianne Moore, junto a su marido y sus hijos. (Getty Images)

Desde entonces, la familia ha permanecido unida, convirtiéndose en uno de los matrimonios más sólidos de Hollywood.

"Bart es un hombre excepcional y un padre maravilloso. Me hace sentir muy bien conmigo misma y con mi trabajo, y me siento muy orgullosa de la forma en que estamos criando a nuestros hijos", dijo en entrevista.

A pesar de no dejarse ver en exceso en apariciones públicas o a través de redes sociales, Julianne sí ha compartido en alguna ocasión imágenes de sus hijos Caleb y Liv. Y lo cierto es que llama la atención el indudable parecido que estos tienen con su madre, en especial su hija. 

Julianne Moore y su hija Liv Freundlich (Getty Images)

Casi gemelas

La actriz Julianne Moore y su hija Liv Freundlich se han convertido en sensación en las redes sociales porque son como dos gotas de agua, al verlas juntas, no hay duda alguna de que son madre e hija, el parecido es revelador.

Generalmente, los hijos se parecen a sus padres pero en el caso de Julianne Moore y Liv, podrían ser la misma persona. Además de la larga y vibrante melena pelirroja, otro de los rasgos más característicos de madre e hija es su sonrisa dulce y la mirada cristalina.

La hija de Julianne Moore es su gemela en más que solo apariencia, ambas son sumamente generosas. Cuando el Museo de la Imagen en Movimiento rindió homenaje a la carrera de la actriz, varias celebridades elogiaron a la estrella por su generosidad, incluso describieron a sus vástagos como "niños realmente agradables".

Por su fuera poco, la actriz de 62 años y su hija Liv Freundlich comparten pasión por el baloncesto, en diversas ocasiones se les ha visto juntas en partidos. 

Freundlich también comparte la pasión por los temas sociales. Moore le dijo a People cómo su hija la inspiró a tomar medidas contra la violencia armada a raíz de los mortíferos tiroteos de Sandy Hook.

Si bien Freundlich es la copia exacta de Moore, no parece que la joven de 20 años esté necesariamente decidida a seguir las carreras de sus padres en el mundo del espectáculo.