Jueves 19 de Enero 2023
THE CROWN, QUINTA TEMPORADA

Así fue el incendio en el castillo de Windsor en el "annus horribilis" de 1992 | FOTOS

El siniestro comenzó cuando un foco defectuoso encendió una cortina del castillo

El incendio en el castillo daño 115 habitacionesCréditos: Getty Images
Por
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

La temporada cinco de The Crown, que Netflix estrenó este nueve de noviembre, abarca el que la reina Isabel II calificó como "annus horribilis". Aquel año de 1992, la finada monarca se enfrentó a los divorcios de tres de sus hijos: Carlos, Ana y Andrés; así como al terrible incendio del Castillo de Windsor

El incendio comenzó a las 11:37 del 20 de noviembre de 1992, en la capilla privada de la reina Victoria, donde un foco defectuoso encendió una cortina junto al altar. El fuego se propagó rápidamente debido a la gran cantidad de madera utilizada en la construcción y las cortinas de 40 metros que adornaban St George's Hall, el salón más grande del castillo.

Las llamas también afectaron las Cámaras de Estado, la torre del Rey Juan, la torre del príncipe de Gales y la torre de Chester; mientras que los departamentos privados fueron aislados del incendio.

 Castillo de Windsor (Getty Images)

En el lugar solo se encontraba la servidumbre y el príncipe Andrés, quien se unió al personal para salvar la mayor cantidad de objetos de valor como obras de Rubens, Rembrandt, Canaletto y Van Dyck. La emergencia fue atendida por patrullas, 225 bomberos  y cuatro grúas. 

El siniestro en el castillo favorito de la soberana duró 15 horas, destruyó nueve de las principales salas y dañó aproximadamente 100 habitaciones más. La columna de humo se divisó a 20 kilómetros de distancia.

El incendio comenzó a las 11:37 del 20 de noviembre de 1992 (Getty Images)

¿Estaba la Reina en el Castillo de Windsor durante el incendio?

Cuando estalló el incendio, la reina Isabel II estaba celebrando su 45 aniversario de bodas con el príncipe Felipe en una de sus casas de fin de semana. Recibió una llamada telefónica del príncipe Andrés, quien le notificó lo sucedido. 

Una vez enterada de la situación, la reina llegó al castillo a las 2 p.m. para supervisar los trabajos. 

El siniestro en el castillo favorito de la soberana duró 15 horas (Getty Images)

El fuego finalmente se extinguió a las 2:30 am del sábado 21 de noviembre y, según un balance posterior, solo se perdieron dos obras de arte: un aparador de palisandro y una pintura muy grande de Sir William Beechey que no se pudo quitar de la pared a tiempo. 

Lo siguiente fue la tarea de restaurar el castillo, labor que realizó el estudio de arquitectura Donald Insall Associates, designado por la Casa Real para encabezar el proyecto.

Solo se perdieron dos obras de arte: un aparador de palisandro y una pintura muy grande (Getty Images)

Cuatro días después del inicendio, su majestad acudió al palacio de Guildhall de la City de Londres para celebrar sus 40 años como cabeza del reino. La monarca señaló: "1992 no es un año en el que mire atrás con gusto. En palabras de uno de mis corresponsales más comprensivos, ha resultado ser un 'annus horribilis'. Sospecho que no soy la única que lo piensa así", dijo. 

El castillo de 1.000 habitaciones, la residencia habitada más grande del mundo, fue construido en un sitio elegido en 1070 por el rey Guillermo I. 

La reina llegó al castillo a las 2 p.m. para supervisar los trabajos (Getty Images)