Viernes 24 de Mayo 2024
TENDENCIAS DE LA REALEZA

'The Crown' lanza carteles de la nueva temporada: así lucen Lady Di, Carlos y la reina Isabel II

La serie fue criticada hace unos días por "difuminar las líneas entre la realidad y la ficción"

Netflix lanza dos nuevos pósteres de la quinta temporada de “The Crown”Créditos: Netflix
Por
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

"The Crown" lanzó dos nuevos carteles para promocionar la quinta temporada de la serie, luego de una crítica hacia el programa por difuminar las líneas entre la realidad y la ficción. La exitosa serie de Netflix lanzará la nueva temporada el 9 de noviembre, solo unas semanas después de la muerte de la reina Isabel II.

Los nuevos carteles muestran a Imelda Staunton como la reina Isabel II, luciendo majestuosa con un vestido azul, guantes blancos y una tiara de zafiros. Se le ve mirando a la princesa Diana de Elizabeth Debicki, que luce un vestido blanco y mira hacia abajo con tristeza, separada de la reina por una mesa.

A la derecha de la reina, el entonces príncipe Carlos se encuentra estoico, el cual interpretado por Dominic West. Además, se muestra una grieta en la pared entre los dos lados, con el lema que dice: "una casa dividida".

Según los informes, la exitosa serie cubrirá las horas previas a la trágica muerte de la princesa en París, en agosto de 1997. El programa ya enfrenta críticas por otras historias que se presentarán en la nueva temporada, incluida la representación del entonces príncipe Carlos como un intrigante desleal que conspiró contra su madre y el príncipe Felipe "buscando una aventura" con su amiga cercana Penny Knatchbull.

William Shawcross, el biógrafo oficial de la reina madre, calificó la serie de "odiosa" y "deliberadamente hiriente" por una escena aparentemente inventada en la que Carlos le dice a la reina que debería ser "arrojada... a la cárcel" por ser una "mala madre".

Anoche, Netflix se arriesgó a agregar combustible al fuego al negarse a agregar un descargo de responsabilidad a la serie que afirma que las escenas, calificadas de "maliciosas" por un experto real, no son realidad sino ficción.

Mientras tanto, según "The Sun", incluso los miembros de la tripulación están preocupados en relación con las escenas que representan el periodo previo a la muerte de Diana, y uno dice: "Se siente como si se estuviera cruzando una línea".

Una fuente cercana al príncipe William le dijo anoche al periódico que esperan que el príncipe de Gales se enoje por la decisión de Netflix de reproducir los últimos días de su madre con fines de entretenimiento. Netflix insiste en que la muerte de Diana, en un accidente automovilístico en el túnel Pont de l'Alma en el centro de París, no se recreará en la nueva serie.

"Regresar a París y convertir los últimos días y horas de Diana en un drama se siente muy incómodo. El programa siempre trató de presentar una versión ficticia de la historia real con la mayor sensibilidad posible. Pero últimamente, a medida que las cosas se acercan al presente, se hace más difícil lograr ese equilibrio”, dijo una fuente a "The Sun".

La historia en la que Carlos planea expulsar a su madre fue calificada como un "barril de tonterías maliciosas" por el exprimer ministro Sir John Major, ya que las personas cercanas al nuevo monarca pidieron un boicot.

Los críticos argumentan que el programa debería llevar una advertencia de que las escenas "falsas, injustas y profundamente hirientes" son ficción, algo que no todos los espectadores se dan cuenta.

Foto: Netflix

El biógrafo oficial de la reina madre, William Shawcross, envió una carta a "The Daily Telegraph" en la que dijo que el programa está "lleno de mentiras y verdades a medias envueltas en encaje y terciopelo".

También acusó al creador Peter Morgan de organizar "una campaña para abusar" de la monarquía y "destruir con mentiras una institución vital". La exsecretaria de cultura, Nadine Dorries, dijo que era justo que el programa mostrara regularmente esa advertencia, como es común en otros programas.

"Si un programa es puramente ficción como obviamente lo es esta serie de The Crown, en nombre de la equidad y la transparencia, debería indicarlo claramente. Es bastante extraño que presente a personas que están vivas hoy pero que están sujetas al protocolo y son incapaces de refutar impresiones falsas y escenarios inventados, sabiendo que muchos espectadores creerían que son reales", aseguró el parlamentario Tory.

Los miembros de la realeza describieron previamente el programa como "trolling en una escala de Hollywood", y anoche se dijo que nadie había sido disuadido de esa opinión.

“The Crown siempre se ha presentado como un drama basado en hechos históricos. La serie cinco es una dramatización ficticia que imagina lo que podría haber sucedido a puertas cerradas durante una década importante para la familia real, una década que ya ha sido examinada y bien documentada por periodistas, biógrafos e historiadores. La nueva serie, ambientada en la década de 1990, comienza con Charles, entonces Príncipe de Gales, presionando al entonces primer ministro Sir John en un extraño intento de forzar la abdicación de la Reina. El príncipe, interpretado por Dominic West, informa activamente contra la Reina, a quien cree que está fuera de contacto", dijo un portavoz de la serie.

Pero Sir John le dijo a The Mail el domingo que la reunión no se llevó a cabo y que el "tema inapropiado" nunca se discutió. Su oficina dijo que ninguna escena es "precisa de ninguna manera", y agregó: "Son ficción, pura y simple. Deberían ser vistos como nada más que ficción dañina y maliciosa: un montón de tonterías vendidas sin otra razón que proporcionar el máximo impacto dramático, y completamente falso".

En otra escena, Carlos dice: "Si fuéramos una familia común y los servicios sociales vinieran a visitarnos, nos habrían puesto bajo cuidado y a ti (la Reina) en la cárcel". Si bien la nueva serie se escribió al menos un año antes de la muerte de la Reina y la filmación se completó hace meses, el momento de su lanzamiento puede generar críticas. Fuentes cercanas al Palacio han dicho que la muerte de la Reina hace apenas seis semanas hace que las escenas sean particularmente dolorosas.

abc