Martes 29 de Noviembre 2022
DÍA MUNDIAL PARA LA PREVENCIÓN DEL SUICIDIO

Suicidio infantil: cómo el fácil acceso a las armas en Estados Unidos está matando a niños y jóvenes

Un nuevo informe revela que el suicidio con armas de fuego entre los 10 y 24 años está en su tasa más alta desde hace más de dos décadas

Suicidio infantil: la otra cara de las armas en Estados Unidos. Foto: IStock
Por
Escrito en ACTUALIDAD el

Los tiroteos masivos en Estados Unidos de nueva cuenta han puesto sobre la mesa el debate sobre la política de control de armas en el país. Asesinatos y atentados que terminan en matanzas, facilitados por las leyes estadounidenses que contemplan la posesión de armas de fuego como un derecho ciudadano, pero que tienen otro efecto negativo que va en aumento: el suicidio infantil.

Un nuevo informe de Everytown for Gun Safety arroja luz sobre este otro aspecto de la violencia armada que cada vez afecta a más niños y adolescentes. Dicho estudio encontró que la tasa de muerte por suicidio de niños, adolescentes y adultos jóvenes con un arma de fuego ha aumentado más rápido que cualquier otro grupo de edad durante la última década. 

Según explica, el suicidio con armas de fuego entre las edades de 10 a 24 años está en su tasa más alta desde hace más de dos décadas. Solo de 2019 a 2020, la tasa de suicidios con armas de fuego aumentó un 2 por ciento entre la población, mientras que la tasa entre las edades de 10 a 24 años aumentó un 15 por ciento. 

Este incremento ya era previsible desde 2013, cuando el suicidio superó al homicidio como tercera causa de muerte entre niños y adolescentes, una cifra que desde entonces no ha dejado de aumentar. La revista Pediatrics ya alertaba que entre el 2007 y 2014, el número de suicidios infantiles cometido con un arma de fuego aumentó un 60 por ciento. 

"Tantos suicidios con armas son tragedias prevenibles y evitar un desastre comienza con un almacenamiento seguro y abriendo una línea de comunicación con sus hijos", dijo el presidente de Everytown, John Feinblatt, en un comunicado. 

Foto: iStock

Armas en los hogares están matando a los niños estadounidenses 

De acuerdo con una investigación de Mateo Molinero y Débora Azrael, ambos especialistas en salud pública, entre 2011 y 2020, 14 mil 763 niños de 5 a 17 años se quitaron la vida en los Estados Unidos, es decir, aproximadamente una tasa de cuatro muertes por día. 

Pero el dato que más ensombrece es que más del 40 por ciento de estos suicidios involucraron un arma de fuego, donde la gran mayoría provienen del hogar de la víctima o de la casa de algún pariente

Asimismo, el informe atribuyó el riesgo de suicidio de este grupo de edad a una combinación de tres factores principales: situaciones estresantes de la vida, factores de riesgo históricos y acceso a medios letales de daño. 

Sarah Burd-Sharps, directora sénior de la investigación de Everytown, dijo que estas cidras son "un llamado de atención urgente para nuestro país", indicando que los niños y jóvenes representan casi nueve de cada 10 víctimas de suicidio con armas de fuego. 

"Pero estos suicidios se pueden prevenir [...] más inmediatamente eliminando el acceso de los niños y adolescentes a las armas de fuego, leyes estrictas de seguridad de armas y apoyando a los jóvenes con conversaciones abiertas y honestas sobre la salud mental", agregó Burd-Sharps. 

Foto: iStock

La organización Everytown aconsejó a los padres propietarios de armas almacenarlas descargadas, bajo llave y separadas de las municiones, especialmente cuando se sabe que alguien en casa está experimentando una crisis. Incluso se dijo que en estos casos es mejor guardar las armas en otro lugar fuera del hogar. 

Otro dato proporcionado por Everytown y recientemente retomado por la Casa Blanca, asegura que el suicidio ya representa la segunda causa principal de muerte entre los estadounidenses de 10 a 34 años, siendo en su mayoría indígenas estadounidenses, jóvenes nativos de Alaska, miembros de la comunidad LGBTQI+ y hombres de zonas rurales

Por otro lado, además de la facilidad del acceso a las armas, también está el riesgo que da el rápido acceso a la información en internet. Por esa razón, buscadores como Google han tomado medidas y así, si un usuario introduce las búsquedas "suicidio", "métodos de suicidio" o "quiero morirme", entre otras, lo primero que aparece es un teléfono de ayuda a personas con comportamiento suicida (988) de la Línea de vida de suicidio y crisis, disponible las 24 horas. 

bnaj