USA

Biden casi ya no tiene síntomas de Covid-19; así es la ciencia detrás de su rápida recuperación

Este martes es el quinto día de Biden aislado, y el miércoles se volverá a hacer la prueba. Si da negativo, volverá a trabajar presencialmente
martes, 26 de julio de 2022 · 12:34

El presidente Joe Biden se ha recuperado tanto del coronavirus que ya está regresando a su rutina de ejercicios, informó el martes su médico.

El doctor Kevin O’Connor reveló en un parte médico que los síntomas de Biden "ya casi han desaparecido totalmente" y que sus signos vitales son buenos.

Según el médico, su presión sanguínea, frecuencia respiratoria y temperatura siguen "completamente normales", mientras que su saturación de oxígeno se mantiene "excelente".

"El presidente ahora se siente lo suficientemente bien como para reanudar su rutina diaria de ejercicio", señaló O'Connor.

El demócrata tomó su quinta y última dosis de Paxlovid, medicamento usado para aliviar los síntomas del virus, el lunes en la noche. El medicamento incluye los fármacos nirmatrelvir y ritonavir que se usan de manera combinada.

El presidente Joe Biden en un balcón de la Casa Blanca en Washington, trabajando desde su aislamiento (AP)

El martes es el quinto día de Biden aislado, y el miércoles se volverá a hacer la prueba. Si da negativo, volverá a trabajar en persona, de lo contrario permanecerá apartado.

"Tan pronto dé negativo regresará a trabajar", indicó el doctor Ashish Jha, coordinador del covid-19 para la Casa Blanca, en una sesión con reporteros. 

La ciencia detrás de la rápida recuperación de Biden

 Hay diferentes factores que hacen posible su pronta recuperación.

En primer lugar, el presidente estadounidense recibió el esquema completo de inmunización y además tiene dos refuerzos, que aumentan la eficacia de las vacunas para reducir el riesgo de complicaciones y muerte por el coronavirus.

Asimismo, el demócrata fue tratado con el antiviral Paxlovid, que tiene eficacia demostrada contra el covid-19 en diferentes estudios y esto podría haber acortado la duración de los síntomas. 

Cabe destacar que el presidente ha aprovechado el interés que despertó su contagio para instar a la población a vacunarse. En un país donde las vacunas son gratuitas, solo el 67,2 % de los estadounidenses tienen el esquema primario y apenas el 48,2 % se ha puesto una dosis de refuerzo.