Jueves 15 de Febrero 2024
USA

Steve Bannon, exasesor de Trump, declarado culpable de desacato al Congreso de EU

Bannon se enfrenta a una pena máxima de dos años de prisión federal cuando sea condenado el 21 de octubre

Steve Bannon y Donald TrumpCréditos: Twitter: @KarinaDelaOz
Por
Escrito en ACTUALIDAD el

Steve Bannon, un viejo aliado del expresidente Donald Trump, fue declarado culpable por cargos de desacato por desafiar una citación de la comisión de la Cámara de Representantes que investiga la insurrección del 6 de enero de 2021 en el Capitolio de Estados Unidos.

El comité parlamentario le había pedido que prestara declaración y presentara documentos, a lo que él se negó.

Bannon, de 68 años, fue declarado culpable tras un juicio de cuatro días en un tribunal federal de Washington por dos cargos: uno por negarse a comparecer a una declaración y otro por negarse a proporcionar documentos en respuesta a la citación del panel. El jurado, compuesto por ocho hombres y cuatro mujeres, deliberó durante al menos tres horas.

Bannon se enfrenta a una pena máxima de dos años de prisión federal cuando sea condenado el 21 de octubre. Cada cargo conlleva una sentencia mínima de 30 días de cárcel, así como una multa de hasta 100 mil dólares por cada cargo.

El comité parlamentario que investiga el asalto al Capitolio quiso conocer de qué hablaron Steve Bannon y Donald Trump en los días previos al 6 de enero. 

Asimismo quería que Bannon testificara porque cree que tenía algún conocimiento previo sobre lo que iba a ocurrir ese 6 de enero, pues el 5 de enero aseguró en su pódcast que al día siguiente se iba a desatar "un infierno".

Al principio Banon quiso acogerse al "privilegio ejecutivo", que protege las comunicaciones de un presidente con su equipo, el comité de la Cámara de Representantes ya había dicho en octubre de 2021 que el exasesor no estaba cubierto por esa protección ya que en el momento del ataque no ocupaba ningún cargo público. Trump lo había despedido de la Casa Blanca en 2017.

Defensa

Los abogados de Bannon trataron de argumentar durante el juicio que él no se negó a cooperar y que las fechas "eran imprecisas". Señalaron el hecho de que Bannon había dado marcha atrás poco antes de que comenzara el juicio —después de que Trump renunciara a su objeción— y se había ofrecido a testificar ante la comisión.

En los alegatos finales el viernes, ambas partes reafirmaron sus posiciones. La fiscalía sostuvo que Bannon hizo caso omiso de plazos claros y explícitos, mientras la defensa dijo que Bannon estaba convencido de que los plazos eran flexibles y negociables.

El 23 de septiembre se le presentó al Bannon una orden de presentar el 7 de octubre documentos requeridos a la comisión y comparecer en persona el 14 de octubre. Bannon fue acusado en noviembre de dos cargos de desacato al Congreso, un mes después de que el Departamento de Justicia recibiera la remisión del panel de la Cámara.

El abogado de Bannon, Evan Corcoran, dijo al jurado el viernes en sus argumentos finales que esos plazos eran meros "marcadores de posición" mientras los abogados de cada parte negociaban los términos. Añadió que la comisión "se apresuró a juzgar" porque "quería dar un ejemplo con Steve Bannon".

Corcoran también insinuó que la testigo principal del gobierno y abogada de la comisión investigadora, Kristin Amerling, tenía prejuicios personales.