Lunes 23 de Enero 2023
MIGRACIÓN

Venezolanos se refugian en este pequeño pueblo de México tras la nueva política de exclusión de Estados Unidos

Foto: AP
Por
Escrito en ACTUALIDAD el

San Pedro Tapanatepec, un pequeño y recóndito pueblo al sur de México, se ha convertido en el refugio de cientos de inmigrantes venezolanos cuyo destino ha quedado en la incertidumbre tras la nueva política de exclusión anunciada por el gobierno de Estados Unidos

A más de 300 kilómetros de la frontera con Guatemala, este municipio mexicano ya alberga alrededor de 14 mil migrantes, 75% de ellos de origen venezolano, según datos compartidos por la agencia de noticia Associated Press, que visitó la zona desbordada por la llegada de miles de centroamericanos todos los días. 

El campamento, acomodado a las afueras del pueblo, cuenta con cinco grandes carpas en las que se puede encontrar colchonetas, baños, agua y unos cuantos ventiladores para soportar el sofocante calor. Este sitio ya lleva funcionando desde agosto pasado como centro de expedición de documentos de tránsito a extranjeros. 

El Instituto Nacional de Migración lo montó para descongestionar la ciudad de Tapachula, que es puerta de entrada de la frontera sur, y hasta la semana pasada, hombres, mujeres y niños esperaban ahí sus permisos durante tres o cuatro días y luego seguían su camino hacia el norte.

Sin embargo, la expedición de estos documentos ha quedado en el limbo o cada vez se hace más lento, debido al nuevo acuerdo entre México y Estados Unidos que, por un lado, otorgará visas temporales para 24.000 venezolanos que entren a territorio estadounidese vía aérea, pero que por el otro, ya ha comenzado a enviar de regreso a México a quienes no son elegibles para este programa. 

La Organización Internacional para las Migraciones indicó la semana pasada que ya preparaba con agencias de la ONU un programa para informar a los migrantes de la nueva medida, pero en San Pedro Tapanatepec todavía hay desconcierto y dudas. 

“No entiendo nada”, dijo en entrevista con AP, el ciudadano venezolano Robinson Rodríguez. “Si se trancó todo (si se cerró la frontera) ya no deberían sacar ese permiso. Y uno les pregunta (a las autoridades) y ellos dicen que no saben pero lo siguen sacando”.

Rodríguez consiguió el documento de tránsito por siete días, pero tuvo que esperar en el pueblo para lograr conseguir dinero para el pasaje y ahora que ya lo tiene, el permiso está por caducar y no sabe qué hacer.

Por otro lado, el alcalde de San Pedro Tapanatepec, Humberto Parrazales, ha expresado su preocupación por la llegada, cada vez más numerosa, de inmigrantes que se quedan varados en el pueblo. Principalmente porque ya han surgido problemas para garantizar la salud, la recolección de basura, así como el abastecimiento de agua o electricidad. 

No obstante, Parrazales admitió que el flujo de migrantes ha dejado una derrama económica importante para la pequeña población "nunca antes vista", que podría estar alcanzado los 300 millones de pesos (15 millones de dólares) “en cambio de divisas, trámites bancarios, venta de lugares para dormir, de comida, medicamentos, insumos básicos, boletos de autobús, taxis... cobran hasta por cargar un celular”, señaló.

Según relata AP, ninguna organización civil está ofreciendo sus servicios en el sitio como sí lo han visto en otros campamentos migrantes. 

Al respecto de este nueva política, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México dijo la semana pasada que el gobierno ha dado más de 77.000 permisos de tránsito sólo a venezolanos este año, y que la mayoría fue en los últimos tres meses.

Al igual que los cubanos o los nicaragüenses, los inmigrantes venezolanos son complicados de deportar tanto para México como para Estados Unidos, por lo que en los últimos meses, cuando cruzaban y se entregaban a la Patrulla Fronteriza, solían poder quedarse en territorio estadounidense para iniciar ahí sus trámites migratorios.

Ahora, esta realidad ha cambiado y los venezolanos deberán preparse ante un nuevo control migratorio.

¿Quiénes podrán quedarse en Estados Unidos?

Serán elegibles para residir temporalmente en Estados Unidos y solicitar un permiso de trabajo aquellos venezolanos que:

  • Tengan un patrocinador en Estados Unidos que le brinde apoyo financiero y "de otro tipo", dice la página web del DHS. 
  • Pasar rigurosos controles biométricos y biográficos de seguridad nacional y seguridad pública.
  • Tener vacunas completas y otros requisitos de salud pública.
  • En cambio, serán enviados a México aquellos venezolanos que: 
  • Fueron expulsados de Estados Unidos en los últimos cinco años.
  • Cruzaron la frontera de Estados Unidos de manera ilegal después del anuncio del 12 de octubre.
  • Cruzaron de manera irregular a Panamá o a México después de la fecha del anuncio.
  • Sean residentes permanentes en otro país que no sea Venezuela o tengan doble nacionalidad de cualquier país que no sea Venezuela, y actualmente tenga estatus de refugiado en cualquier país.
  • Que no tengan vacunas u otros requerimientos de salud pública.

Estados Unidos también proporcionará 65,000 visas temporales adicionales a inmigrantes para trabajos no agrícolas, a pedido del gobierno mexicano. De esas visas, 20,000 estarán reservadas para centroamericanos y haitianos.

Antes del anuncio de Biden este miércoles, los venezolanos no podían cruzar la frontera bajo el Título 42 porque se econtraban en la lista de nacionalidades que México no aceptaba. Sin embargo, a partir de este miércoles 12 de octubre, todo venezolano que atraviese la frontera estadounidense de manera ilegal será enviado a este país.

Cabe recordar que el controvertido Título 42 es un decreto de salud pública creado por Donald Trump al inicio de la pandemia de covid-19 que permitió a Estados Unidos expulsar rápidamente a los inmigrantes indocumentados por razones de salud, quitándoles así la oportunidad de solicitar asilo.

bnaj